Ecuador asesorará a Túnez en un eventual proceso de renegociación de su deuda externa por pedido de su gobernante, Moncef Marzuki, informó el sábado el presidente Rafael Correa.

El acuerdo se concretó tras un reciente encuentro bilateral entre ambos mandatarios en Lima a propósito de la cumbre presidencial de países Arabes y de América del Sur.

La reunión fue "básicamente para pedirnos asesoría para renegociar la deuda externa", por lo que en los próximos días "vamos a enviar una misión" a esa nación "para explicarles" el procedimiento que siguió Ecuador en 2009 cuando renegoció unos 3.000 millones de dólares tras declarar su deuda ilegítima, dijo Correa en su programa de radio y televisión "Diálogo con el presidente".

Correa destacó que una de las naciones con las que se inició la denominada "primavera árabe" busque seguir "el ejemplo de Ecuador" en una de las renegociaciones "más exitosas de la historia del país" e incluso a nivel de Latinoamérica y del mundo, dijo.

Agregó que Ecuador se preparó durante mucho tiempo para ejecutar la operación financiera que se hizo en un momento de "auge económico para no ser vulnerables a presiones externas", además, "blindamos seis meses la economía" así como "protegimos los activos ecuatorianos en el exterior", ante la posibilidad de que traben embargos.

Correa mencionó que también un país de Centroamérica, cuyo nombre no quiso especificar, solicitó el asesoramiento para la renegociación de su deuda externa.

En noviembre de 2008 Ecuador declaró la moratoria de un tramo de su deuda externa luego de que una comisión creada por el gobierno la auditó y la declaró "ilegítima e ilegal".

Los bonos 2012 y 2030, que sumaban unos 3.000 millones de dólares y que según la comisión habían sido adquiridos con irregularidades, se sometieron a un proceso de recompra que permitió reducir la deuda externa ecuatoriana de 10.214 millones de dólares a 7.127 millones.