Chrysler pidió a los dueños de camionetas Ram 1500 y Dodge Dakota modelo 2009-2010 que los lleven a talleres de sus concesionarias, tras detectar la falta de un adhesivo que podría causar que se afloje una tuerca del eje trasero.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) indicó el sábado que si eso sucede, el eje puede bloquearse y el conductor podría perder el control del vehículo y chocar.

Funcionarios del gobierno estadounidense y de compañías aseguran que ha habido 15 reportes de fallas del eje trasero, incluyendo cuatro que ocasionaron pérdida de control del vehículo. En uno de los casos, el conductor chocó contra una barrera de concreto. Se han registrado tres lesiones leves.

El llamado involucra 44.300 vehículos fabricados del 1 de julio al 30 de noviembre de 2009.

Chrysler notificará a los propietarios sobre el procedimiento a partir del próximo mes. Las concesionarias instalarán de forma gratuita un retenedor que fije la tuerca del eje.