Un nuevo proyectil de mortero cayó el sábado en el territorio de Turquía, y este país respondió por cuarto día con fuego de artillería, informó la agencia oficial turca de noticias, Anadolu.

El mortero cayó en una zona rural cerca de la villa de Guvecci durante un intenso combate entre las fuerzas del presidente sirio Bashar Assad y los rebeldes en la provincia de Idlib que colinda con Turquía. No hubo heridos. Pero las fuerzas turcas ubicadas cerca de Guvecci contestaron de inmediato.

El ataque intercambio ocurrió un día después de que el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, pidió a Siria que no pusiera a prueba los "límites y determinación" de Turquía.