El panel de la Asociación Inglesa de Fútbol (FA) que suspendió por cuatro partidos a John Terry por insultar con palabras racistas a un oponente durante un partido determinó que la defensa del capitán del Chelsea era "inverosímil y forzada", de acuerdo con documentos revelados el viernes.

Las conclusiones de 63 páginas del panel fueron publicadas una semana después del veredicto, y Terry tiene 14 días para decidir si apela a la suspensión y la multa de 220.000 libras (356.000 dólares) en el caso más notorio de racismo en el fútbol inglés.

Si bien Terry fue absuelto en una corte penal en julio de la misma acusación, un panel de la FA con menos carga de prueba halló culpable al ex capitán de la selección inglesa de insultar al zaguero de Queens Park Rangers (QPR), Anton Ferdinand, durante un encuentro de la liga Premier en octubre de 2011.

Terry, que anunció su retiro de la selección antes del veredicto, sostuvo que sólo usó el insulto para refutar una acusación de racismo que, según alega, Ferdinand presentaba en su contra.

Pero la comisión de la FA concluyó que aspectos de la defensa de Terry fueron "improbables, inverosímiles y forzados, lo que sirvió para subrayar y reforzar nuestra decisión".

"La comisión se muestra muy satisfecha, en el balance de probabilidades, de que no hay bases creíbles en la defensa del señor Terry de que su uso de las palabras '(improperio) negro (improperio)' fueron lanzadas a Ferdinand a manera de un rechazo contundente o a manera de pregunta", señaló el reporte. "En vez de eso, estamos muy satisfechos, y con base en el balance de probabilidades, que las palabras ofensivas fueron dichas a manera de insulto".

Desde el incidente, Ferdinand ha sido insultado por aficionados del Chelsea cuando el QPR ha jugado contra su rival del oeste de Londres.

___

Rob Harris está en Twitter como: http://twitter.com/RobHarris