Un ex agente de inmigración fue condenado a 33 meses de prisión por haber manoseado a varias mujeres en el Aeropuerto Internacional de Miami, se informó el jueves.

Paulo Morales, un ex agente de la división de Aduanas y Protección Fronteriza que se desempeñaba en el aeropuerto, había admitido que manoseó los pechos de tres mujeres sin su consentimiento mientras él estaba en funciones y ellas permanecían bajo custodia de las autoridades.

Los hechos sucedieron en enero del 2011, de acuerdo con información de la fiscalía federal.

El juez federal Robin Rosenbaum reveló la sentencia el jueves. Morales, de 48 años, también fue condenado a un año de libertad condicional una vez que salga de la cárcel.

Morales se había declarado culpable en julio de tres acusaciones.

"Este agente incumplió su obligación de resguardar la seguridad y utilizó su poder para abusar de mujeres que permanecían detenidas", manifestó Thomas E. Perez, fiscal general adjunto de la división de derechos humanos. "El departamento de Justicia tiene el compromiso de hacer responsables a los funcionarios que tengan conductas como ésta", dijo el funcionario en un comunicado de prensa difundido por la fiscalía el viernes.