Un estudiante universitario español arrestado bajo sospecha de que planeaba imitar los homicidios de Columbine con un ataque en una universidad de la isla de Mallorca permanecerá detenido mientras un juez decide qué acción legal tomará.

El sospechoso, al que las autoridades sólo identificaron como un hombre de 21 años de iniciales J.M.M.S., fue presentado por la cadena de televisión estatal TVE mientras la policía lo escoltaba hasta un tribunal.

El juez Enrique Morell ordenó prisión temporal sin derecho a fianza para el sospechoso, que fue arrestado el miércoles. El juez indicó que había decidido mantener detenido al hombre a fin de evitar el riesgo de que pudiera manipular evidencia.

Una portavoz del tribunal dijo que el sospechoso ingresó al tribunal sonriendo antes de responder las preguntas que le hizo Morell. La funcionaria pidió que su identidad se mantuviera anónima porque carece de autorización para dar información a los medios.

La policía española dijo que el hombre había tratado de comprar armas de fuego para el ataque, pero optó por fabricar bombas de 140 kilogramos (310 libras) con sustancias químicas que compró por internet.

En un comunicado, la policía indicó que había mantenido bajo vigilancia al individuo durante los últimos cinco meses después de que en cibersitios de España comenzaron a aparecer mensajes refiriéndose a la masacre en una secundaria en Columbine, Colorado, en 1999. Un periodista venezolano que trabajaba en Japón alertó a la policía sobre el contenido sospechoso de algunos de los mensajes colocados en internet.

El comunicado señala que el hombre había expresado abiertamente su odio por la sociedad, y en particular por los estudiantes. Un vocero policial dijo que no había nada que indicara que el sospechoso planeara llevar a cabo un ataque por alguna razón ideológica.

Doce estudiantes y un maestro fueron asesinados en el ataque en Columbine. Los dos agresores se suicidaron después de la matanza.

El diario del español indicaba que había tenido en cuenta suicidarse una vez que hubiera cometido el ataque.