Autoridades estatales interrogan a siete personas en torno al asesinato del hijo de un importante político y sobrino del actual gobernador del estado norteño de Coahuila, en un caso en el que se presume la participación de policías municipales.

El procurador de Justicia de Coahuila, Homero Ramos, dijo el viernes en Radio Fórmula que cuatro de las personas se encuentran en prisión preventiva y tres más sólo en calidad de presentados para declarar en torno al homicidio de José Eduardo Moreira, de 25 años y empleado del gobierno estatal.

Dijo que han detectado a funcionarios municipales implicados en el crimen y al preguntarle más detalles, dijo que algunos policías locales habrían tenido alguna participación, aunque no dio detalles.

Señaló que horas antes de que fuera asesinado a tiros el hijo de Humberto Moreira, ex líder del Partido Revolucionario Institucional y anterior gobernador de Coahuila, hubo un enfrentamiento entre policías estatales y miembros del crimen organizado, en el cual murieron cinco personas, incluido un sobrino de uno de los presuntos líderes del cartel de las drogas de Los Zetas.

Interrogado si el homicidio del joven podría ser en represalia por la muerte del sobrino del presunto capo del narcotráfico, Ramos se limitó a decir que "pudiera ser una hipótesis".