Después de conversaciones de dos días en que abordaron de todo, desde el desarrollo económico y la salud pública hasta la violencia fronteriza, los gobernadores de los estados vecinos de México y Estados Unidos acordaron el viernes que solamente una estrecha colaboración les permitirá resolver esos asuntos.

En la ceremonia de clausura de la 30ma Conferencia de Gobernadores Fronterizos los gobernadores de Nuevo México y Arizona y los estados mexicanos de Baja California, Sonora y Chihuahua se comprometieron a continuar trabajando conjuntamente.

"Somos todos vecinos. Estamos realmente preocupados sobre la promoción de la prosperidad de la población que representamos a ambos lados de la frontera", dijo la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, en una conferencia de prensa realizada al concluir la reunión.

Asimismo participaron representantes de Texas y de los estados mexicanos de Nuevo León y Coahuila.

Brewer y su colega de Nuevo México, Susana Martínez, así como el representante de Texas señalaron que envían miles de millones de dólares en exportaciones desde sus estados con destino a México cada año. Indicaron que la región fronteriza representa un cuarto del Producto Interno Bruto del país y se requiere que se ponga nuevo énfasis en estrategias de desarrollo para mejorar las comunicaciones, el transporte y la infraestructura a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

"Nuestra región es una fuerza que tiene que ser considerada", destacó Martínez, agregando que los líderes de ambos países deberían sentir un sentido de urgencia de concretar las recomendaciones desarrolladas durante la conferencia.

Pese a todas las conversaciones sobre competitividad y economía, no se pudieron ignorar los cárteles del narcotráfico y la violencia generada por tráfico de drogas y la trata de personas.

"Es un problema que hemos abordado, dijo el gobernador de Sonora Guillermo Padres Elías. "Siempre hablamos sobre cómo poder ayudarnos mutuamente. Vemos los riesgos obviamente, pero también vemos los grandes beneficios que tenemos entre los estados de la región fronteriza. No es algo que se debería mantener como secreto, es algo que uno pone sobre el tapete y trata de resolver", añadió.

Padres Elías afirmó que su estado ha colaborado tanto con Nuevo México como con Arizona, y que el objetivo de los tres estados es el mismo: "Mantener segura a nuestra gente".

Arizona se ha convertido en una puerta de acceso a los cárteles del narcotráfico debido a un mayor control policial en California y en Texas, afirmó Brewer. Eso motivado que los vecinos sean víctimas de la delincuencia que genera el narcotráfico.

Brewer dijo que los esfuerzos para asegurar la frontera estadounidense no tienen nada que ver con una posición en contra de la diversidad, sino al cumplimiento de la ley. Los estados como Arizona necesitan más ayuda, añadió.

___

Susan Montoya Bryan está en Twitter como http://www.twitter.com/susanmbryanNM.