El gobierno de España acordó participar en el escudo antibalístico de la OTAN que situará barcos de guerra especiales de Estados Unidos en una base meridional del país europeo, utilizada ya la por la armada estadounidense.

La vicepresidenta primera Soraya Sáenz de Santamaría dijo que España y Estados Unidos pactaron el acuerdo el viernes para la utilización de la base meridional de Rota dentro del programa antibalístico, que permitirá a cuatro destructores estadounidenses y a unos 1.400 operarios quedar estacionados en la base.

Moscú se ha opuesto al escudo antibalístico y pidió garantías vinculantes a Estados Unidos y la OTAN que no estará dirigido contra Rusia.

El Pentágono tiene además unidades de combate en la base aérea de Morón, en el sur de España, con la presencia de unos 4.250 militares y unos 1.000 civiles en el país.