Dos explosiones cerca de una mezquita chií en Bagdad mataron a cinco personas, cuatro de ellas feligreses, dijeron las autoridades iraquíes.

La policía dijo que las bombas estallaron frente a la mezquita al-Sadrein y un puesto policial cercano mientras las oraciones del viernes concluían en el vecindario de Zafaraniya, de mayoría chií, en el sudeste de Bagdad.

Agregó que por lo menos hubo 26 heridos.

Un funcionario médico en un hospital cercano confirmó las cifras de bajas. Todos hablaron con la condición del anonimato por no estar autorizados a hablar con la prensa.

La violencia ha disminuido en Irak desde lo peor de la insurgencia hace unos pocos años, pero los milicianos siguen lanzando ataques mortíferos contra fuerzas de seguridad y chiíes en un intento por socavar el gobierno de mayoría chií.