Seis de las obras más representativas del maestro del barroco italiano Michelangelo Merisi de Caravaggio, incluyendo la célebre "Medusa Murtola", se exponen en el Palacio de Planalto, sede del gobierno brasileño, en una muestra inaugurada el viernes por la presidenta Dilma Rousseff.

La muestra de Caravaggio (1571-1610) permanecerá abierta una semana en Brasilia, en el cierre de las conmemoraciones del Año de Italia en Brasil. Previamente, las obras se exhibieron en Sao Paulo y Belo Horizonte, donde se formaron enormes filas para verlas.

"Considero un encantamiento poder permitir que millares de brasilienses o personas que visitan Brasilia puedan ver estas seis obras", dijo Rousseff, acompañada por autoridades del gobierno y el embajador italiano Gherardo La Francesca.

Además de "Medusa Murtola", la muestra es conformada por "San Gerónimo que escribe", "San Francisco en meditación", "El retrato del Cardenal", "San Francisco que alimenta al cordero" y "San Genaro degollado".

"Lástima que no llegó la que más me gusta, que es el 'Cupido adormecido''', lamentó Rousseff al abrir la exhibición.