El número de estadounidenses que solicitaron asistencia por desempleo se elevó a 367.000, cifra ajustada a la temporada y consonante con contrataciones modestas.

Las solicitudes semanales aumentaron la semana pasada en 4.000 sobre las 363.000 de la semana anterior, dijo el jueves el Departamento de Trabajo.

La cifra de la semana anterior fue revisada al alza respecto de la proyección inicial de 359.000. El promedio de las cuatro semanas, una medición que elimina las fluctuaciones, no varió y quedó en 375.000.

Joshua Shapiro, economista jefe de MFR Inc., dijo que las cifras son "congruentes con un mercado laboral flojo, pero que no está por derrumbarse".

Las solicitudes de asistencia por desempleo son indicador del ritmo de los despidos. Cuando el número es inferior a 375.000, típicamente indica que las contrataciones tienen firmeza suficiente para propiciar una baja en la tasa de desempleo.

El número de solicitudes se ha mantenido cerca o arriba de ese nivel desde el segundo semestre, en coincidencia con un periodo débil de contrataciones.

El gobierno difundirá el viernes las cifras de contrataciones y desempleo correspondientes a septiembre.

Sólo restan dos informes sobre desempleo antes de las elecciones, por lo tanto, las cifras que se hagan públicas el viernes tendrán repercusiones importantes en la campaña presidencial.

El informe será difundido apenas dos días después del debate entre el presidente Barack Obama y el candidato presidencial republicano Mitt Romney que se centró principalmente en la economía y el empleo, los temas de mayor importancia para los electores.

La economía ha generado desde abril un promedio mensual de 87.400 puestos de trabajo, una cantidad muy por abajo del promedio de 226.000 mensuales del trimestre enero-marzo.

Según economistas, los empleadores crearon en septiembre 111.000 plazas de trabajo, apenas poco más de las 96.000 de agosto.

De acuerdo con las previsiones, la tasa de desempleo se elevará a 8,2%, de 8,1% en agosto. La tasa ha permanecido arriba del 8% en los últimos tres años y medio.

El informe del jueves mostró una leve disminución en el número total de personas que reciben asistencia por desempleo.

Alrededor de 5,09 millones de personas recibieron la asistencia en la semana que terminó el 15 de septiembre, la estadística más reciente disponible. La cifra es menor en 85.000 a la de la semana anterior.