Luego del triunfo a domicilio sobre el Zenit ruso por la Liga de Campeones, el Milan llegará con la moral muy alta para el derbi con el Inter, el plato fuerte de la séptima fecha de la Serie A de Italia.

"Esta victoria nos dará fuerza para el derbi: estamos volviendo a ser lo que somos, el equipo está creciendo, con un grupo que juega con tanto corazón", señaló el vicepresidente del club, Adriano Galliani.

El Milan inició de la peor manera el campeonato, con tres derrotas, dos victorias y un empate, frente a equipos que no están en la primera línea del calcio italiano.

El técnico Massimiliano Allegri, cuya permanencia habría quedado en entredicho en caso de una derrota frente al Zenit, reconoció, "se trata de un equipo nuevo, que tuvo dificultades, y nos servía una victoria".

Milan se desprendió de sus dos jugadores principales, que le daban fuerza a su delantera, con Zlatan Ibrahimovic, y seguridad a su defensa, como el brasileño Thiago Silva. Ambos emigraron al Paris Saint Germain.

Justamente el partido con el Inter, equipo con el cual existe la habitual rivalidad por convivir en Milán, será el duelo más difícil del nuevo torneo para los dirigidos por Allegri.

El Inter, sin haber partido con el acelerador a fondo, ha iniciado mejor el campeonato, con cuatro triunfos y dos derrotas.

El entrenador, Andrea Stramaccione le dio prioridad al enfrentamiento con el Milan sobre el encuentro del jueves en la Liga Europa, y le dio descanso a cuatro jugadores, a fin de que estuvieran más fresco para el encuentro del domingo.

Quedó excluida del partido europeo la patrulla argentina: Javier Zanetti, Walter Samuel, Diego Milito y Rodrigo Palacio, además de Antonio Cassano.

El líder Juventus, que sigue con las banderas al tope, invicto desde hace 46 partidos, irá a jugar con el Siena, que ha realizado una buena campaña. Tiene solo dos puntos, pero partió con seis en contra por el arreglo de partidos en el torneo anterior, cuando militaba en la Serie B.

Serse Cosmi, técnico del Siena, pronosticó que la suspensión del técnico juventino, Antonio Conte, a la larga será un problema para su equipo, pero no ahora.

Conte fue suspendido por diez meses por arreglos de partidos cuando entrenaba a un equipo de la Serie B.

Cosmi cree que ahora tiene algunas ventajas que Conte dirija a sus jugadores desde la tribuna.

"Desde la tribuna se ve mejor el juego, un presidente de un club que dirigí, quería que me suspendieran siempre porque decía que desde ahí entendía mejor las cosas que estaban sucediendo en la cancha".

La nueva fecha del calcio se inicia el sábado con Chievo-Sampdoria y Genoa-Palermo. Continuará el domingo con Catania-Parma, Fiorentina-Bologna, Milan-Inter, Napoli-Udinese, Pescara-Lazio, Roma-Atalanta, Siena-Juventus y Torino-Cagliari.