La mexicana Lorena Ochoa, que llegó a ser la número uno del golf en el mundo y se retiró hace un par de años, entregó el jueves una tarjeta de 69 golpes, uno debajo del par, en el torneo Lacoste Ladies Open que se disputa en Francia y que ha marcado su regreso a un certamen.

Ochoa no está poniendo fin a su retiro y decidió jugar el torneo por invitación del patrocinador. La estrella de Guadalajara permaneció tres años en el primer puesto del escalafón mundial y ganó 27 torneos, incluidos dos majors, antes de retirarse del golf como actividad principal para concentrarse en su vida familiar y en el trabajo con organizaciones caritativas.

Después de su primera ronda en más de dos años dentro de la Gira Europea, la golfista de 30 años se mostró complacida.

"Sí creo que cometí un par de errores que me hicieron enojar, pero creo que fue un buen día. Traté de permanecer cerca del par", dijo Ochoa. "Me siento aliviada por haber terminado la primera ronda. Terminar abajo del par siempre es bueno, así que estoy contenta con ese último birdie. Eso hizo que tuviera una tarde mejor. Ahora voy a prepararme" para la ronda del viernes.

El último título de Ochoa llegó en el Navistar LPGA Classic, hace exactamente tres años.

"Necesito entender que mi vida es ahora diferente. No practico tanto y a veces hay que reponerse de algunos errores", comentó. "Hice tres putts un par de veces y eso me molestó. Pienso en mañana, si tengo la velocidad correcta, especialmente en los primeros nueve hoyos, y si me siento cómoda, voy a tener mejores putts".

La australiana Stacey Keating fue la líder de la ronda, con 62 golpes, ocho bajo par, en el Chantaco Golf Club de San Juan de la Luz.