Un hombre que según los fiscales es un miembro de un poderoso cartel mexicano de las drogas fue acusado en California de construir dos grandes túneles entre México y Estados Unidos para traficar drogas, de acuerdo con una querella de las autoridades estadounidenses.

José Sánchez Villalobos está implicado en construir, financiar y supervisar los pasajes secretos, los cuales han proliferado en la frontera en los últimos años debido a un refuerzo de la vigilancia terrestre que ha obligado a los traficantes a buscar alternativas subterráneas.

En anteriores procesos relacionados con los túneles se han mencionado a conductores de camiones y a sus supervisores que recogen cargamentos de marihuana en bodegas en Estados Unidos una vez que han cruzado la frontera.

Sánchez Villalobos, de 49 años, fue detenido en enero por el ejército mexicano en el estado central de Jalisco en relación con el decomiso de 15,3 millones de dólares dos meses atrás en la ciudad noroccidental de Tijuana en la frontera con Estados Unidos. En esa ocasión, la Secretaría de la Defensa Nacional de México lo describió como un operador financiero del Cartel de Sinaloa en los estados de Jalisco y Baja California. En este último se encuentra Tijuana.

La fiscalía estadounidense en San Diego dice que el sospechoso es al parecer el miembro de más alto rango de una organización narcotraficante que es acusado por la construcción de túneles transfronterizos. Afirma que supervisó la construcción de los pasajes y el traslado de marihuana hacia la frontera. Las autoridades estadounidenses han solicitado a México su extradición.

La acusación federal, que fue interpuesta en febrero y difundida el miércoles, acusa a Sánchez Villalobos de ser el autor intelectual de dos de los más importantes túneles que se han encontrado, ambos entre Tijuana y San Diego.