La cuenta regresiva para el final de "Jersey Shore" ha comenzado.

El reality alcoholizado sobre un grupo de "guidos" y "guidettes" viviendo en una casa de Seaside Heights, Nueva Jersey, donde hay fiestas todas las noches, llegará a su final tras seis temporadas.

Así lo ha asegurado MTV después de casi tres años desde que el programa debutó y se convirtió en una sensación de la cultura pop con frases pegajosas, chistes, peinados extravagantes y chismes en los tabloides.

Pero parece que el elenco no está listo para que sus 15 minutos de fama terminen.

"¡Estos fueron los 15 minutos más largos de mi vida!", bromeó Ronnie Ortiz-Magro en una entrevista reciente con sus compañeros.

"Nos tocó casi media hora", agregó Paul "DJ Pauly D" DelVecchio.

Lo que comenzó como otro reality show de MTV después de "The Real World", otro programa de veinteañeros con orígenes italianos, se convirtió en uno de los éxitos más grandes del canal. En las últimas cinco temporadas el programa, que se transmite los jueves por la noche en Estados Unidos, dominó los niveles de audiencia según la empresa Nielsen, atrayendo hasta 8 millones de espectadores y colocándose constantemente en el puesto número 1 de las series de cable entre el grupo demográfico de 12 a 34 años.

Pero casi a la par del aumento de la popularidad de "Jersey Shore" creció el desprecio por el programa en el que se documentaba los excesos de Nicole "Snooki" Polizzi, Mike "The Situation" Sorrentino y compañía. Grupos contra la difamación a los italo-estadounidenses criticaron a "Jersey Shore" por sus retratos estereotípicos y el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie dijo que era "negativo" para su estado.

A pesar del éxito de su serie, MTV anunció a mediados de este año que la sexta temporada sería la última de "Jersey Shore", que se trasladó a Miami Beach para su segunda temporada y a Italia para la cuarta.

Es un momento agridulce para el grupo de chicos aficionados a las camas de bronceado, pues no tienen ganas de separarse de las cámaras.

"Todo se acaba", dijo DelVecchio. "'Los Soprano' terminaron. 'Entourage' terminó y 'Jersey Shore' tiene que terminar. Es sólo un capítulo de nuestras vidas. Ahora comienza uno nuevo".

El comienzo de la sexta temporada, filmada nuevamente durante el verano en Seaside Heights, Nueva Jersey, encontró al elenco en momentos muy diferentes de su vida: Polizzi tenía seis meses de embarazo y estaba comprometida, Deena Nicole Cortese bajó varios kilos y comenzó a salir con un novio y Sorrentino prometió que se mantendría sobrio después de su rehabilitación por adicción a los analgésicos.

"Vivo un día a la vez", dijo Sorrentino. "Sabía que iba a ser un obstáculo por la forma en la que iba a tomarlo y cómo lo iban a tomar ellos y cómo iba a cambiar nuestra relación, si cambiaba. Pero me lo tomo poco a poco. Trato de ser el mejor Mike posible. Pauly, Ronnie y todo el equipo me ayudaron mucho a lograr la temporada".

DelVecchio espera la segunda temporada de su propio programa "The Pauly D Project", mientras que Polizzi y Jenni "JWoww" Farley terminaron de grabar la primera parte de su serie "Snooki & JWoww". Farley, quien recientemente se comprometió con su novio Roger Mathews, no se opone a la idea de transmitir por televisión su boda en Las Vegas.

"Lo haría sólo porque mis admiradores vieron cómo se desarrolló mi relación en 'Jersey Shore'; desde que conocí a Roger a cuando tuvimos nuestra primera cita, nuestro primer aniversario y el segundo, así que ¿por qué no?", dijo Farley, cuyas compañeras de "Jersey Shore" estarán entre sus damas de honor. "Pero Roger es una persona muy reservada así que tengo que convencerlo".

___

La periodista de The Associated Press Alicia Rancilio en Nueva York contribuyó con este despacho.

___

Derrik J. Lang está en Twitter como http://www.twitter.com/derrikjlang.