La guerra de ron entre Puerto Rico y las Islas Vírgenes Estadounidenses está lejos de haberse acabado.

La destilería puertorriqueña Serralles presentó una demanda federal el miércoles contra Diageo North America, una subsidiaria de la destilería más grande del mundo, en la que exige más de 5.000 millones de dólares en daños.

Serralles acusó a Diageo de violar un acuerdo luego que la compañía trasladase la producción del ron Captain Morgan de Puerto Rico a las Islas Vírgenes en el 2008. Serralles dice que Diageo había prometido comprar de la compañía un millón de galones (3,79 millones de litros) adicionales de ron para venderlos exclusivamente en Estados Unidos, medida con la que procuraba obtener protección en caso de déficit en su planta en las Islas Vírgenes.

Serralles dice que Diageo no pagó por ni aceptó los 900.830 galones restantes que originalmente pidió. Acusó además a Diageo de planear vender el ron producido en Puerto Rico a Europa, en lugar de a Estados Unidos, lo que habría generado ingresos adicionales para la destilería puertorriqueña.

Bajo una ley federal, casi todo el dinero generado por el ron va a parar a las finanzas de Puerto Rico y las Islas Vírgenes Estadounidenses, que a su vez comparten una porción de esos ingresos con los productores como incentivo para operar en sus territorios.

Diageo emitió el jueves una declaración a The Associated Press en la que dijo que la compañía ha honrado todos los acuerdos con Serralles y que su salida del contrato de suministros con Puerto Rico se realizó apropiadamente.

"Cualquier afirmación en sentido contrario es infundada", dijo la empresa. "Una vez sean revelados los hechos pertinentes, quedará claro que esta causa carece de mérito y que Diageo actuó apropiadamente".

Serralles ha solicitado un juicio con jurado y pidió que se le ordene a Diageo que compre los galones restantes y los venda exclusivamente en Estados unidos.