El presidente Juan Manuel Santos se recupera satisfactoriamente de la operación a la que fue sometido para tratar un cáncer de próstata, aseguraron el jueves los médicos que lo atienden.

"El reporte de su post-operación ha seguido el curso normal esperado", dijo a los reporteros el doctor Adolfo Llinás, uno de los médicos de la Fundación Santa Fe de Bogotá donde desde la víspera atienden al jefe de Estado.

El gobernante, agregó el facultativo, "se encuentra activo, con signos vitales estables y sin complicación alguna".

El médico que operó a Santos, doctor Felipe Gómez Jaramillo, dijo que su paciente amaneció el jueves con las molestias propias de una cirugía de próstata, pero advirtió que el dolor está controlado. "Se está movilizando, está atendiendo sus asuntos personales y familiares", añadió.

Según anticiparon los facultativos, el mandatario, de 61 años, estaría dejando la clínica el viernes por la tarde o el sábado.

Santos citó a una rueda de prensa el lunes en la que reveló que sus médicos habían detectado en su próstata un tumor canceroso no agresivo. Agregó que los especialistas le dijeron que las posibilidades de una curación definitiva de su mal eran de 97%.

El médico Sebastián Quintero, de la Liga Colombiana contra el Cáncer, ha dicho a la AP que en condiciones normales Santos debería estar recuperado totalmente en unos 15 días o poco más "porque son tratamientos que no son muy incapacitantes".

Para este jueves se tiene previsto también que, a petición del Congreso, un grupo de médicos evalúe la condición de salud del vicepresidente Angelino Garzón, quien desde junio pasado se recupera de un accidente cerebrovascular.