Big Bird nunca había estado en medio de tanta polémica.

Jimmy Fallon, el programa "Saturday Night Live", Piers Morgan de CNN, el programa "Today" y "Good Morning America" pidieron que el personaje de "Sesame Street" se presentara el jueves después de que el candidato republicano Mitt Romney lo pusiera en medio de la campaña presidencial. Sesame Workshop, la productora del programa, dijo que la marioneta amarilla no aceptará ninguna invitación.

En el debate del miércoles con el presidente Barack Obama, Romney pidió que se redujeran los fondos federales para la televisora pública estadounidense PBS a pesar de que dijo "amo a Big Bird". El candidato reavivó un viejo debate sobre los subsidios a la televisora.

"Voy a terminar con el subsidio a PBS", dijo el ex gobernador de Massachusetts durante una sección en la que ambos candidatos hablaron sobre sus planes para reducir el déficit en el país. "También voy a dejar de hacer otras cosas, me gusta PBS. Amo a Big Bird. Incluso me gustas tú Jim (Lehrer, un periodista de PBS que moderó el debate). Pero no voy a seguir gastando dinero en cosas para pedir prestado a China para pagar por ellas".

La directora de PBS Paula Kerger dijo que casi "se desmaya" al escuchar el tema en el debate y agregó que si dejan de subsidiar a PBS también desaparecerán algunas emisoras.

Los fondos federales para la Corporation for Public Broadcasting sumaron 450 millones de dólares este año, casi 15% del presupuesto de CPB, dijo Kerger. El dinero federal suplementa los presupuestos de las 179 estaciones de PBS a nivel nacional. Para algunas de las estaciones menores en zonas rurales, el subsidio es más de la mitad de su presupuesto anual, así que muchas no podrían operar sin él.

La directora agregó que, tomando en cuenta la importancia que ha dado Romney a la educación, espera que el candidato se dé cuenta del alcance del programa educativo que ofrece PBS. Cuatro de cada cinco niños menores de 5 años ven la televisión pública, donde "Sesame Street" se ha mantenido como un éxito por años, dijo.

"Para mí la televisión pública es algo tan clásico como la comida de mamá", dijo. "Quizá es porque estoy tan cerca de ella, quizá porque hablo con tantas personas para quienes la televisión pública es un salvavidas".

Pero los fondos para los medios públicos han sido criticados frecuentemente por los republicanos en el Congreso, quienes consideran que PBS y National Public Radio apoyan los puntos de vista liberales.

"Es muy desalentador que nuestro trabajo quede en medio de este debate", dijo Kerger. "Nosotros no somos parte de él".

El tema corrió como reguero de pólvora por las redes sociales. En Twitter se reportó un pico de 17.000 tuits por segundo sobre Big Bird y el hashtag (gato)SalvemosaBigBird no tardó en surgir.

El columnista del New York Times Nicholas Kristof escribió en Twitter: "Ya sé cómo va a equilibrar el presupuesto Romney, venderá los derechos de la transmisión en vivo de la decapitación de Big Bird".

Sesame Workshop, productora de "Sesame Street", dijo que aunque la compañía no es parte de PBS, depende de sus estaciones para distribuir su trabajo.

"Sesame Workshop es una organización educativa, apartidista y sin fines de lucro", dijo la vocera Sherrie Westin. "No hacemos declaraciones sobre las campañas, pero sí podemos decir felizmente que a todos les gusta Big Bird".

___

La periodista de The Associated Press Pauline Jelinek en Washington contribuyó con este despacho.