Casi 4.000 jóvenes han participado en el primer año de un amplio esfuerzo para ayudar a varones de las minorías en formas que van desde pasantías laborales hasta educación para reclusos, dijo el jueves el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

Financiada en parte con el propio dinero del millonario alcalde, la Iniciativa de Jóvenes Varones, donde hay invertidos 127 millones de dólares y durará tres años, intenta reducir las tasas de pobreza, crimen, desempleo y marginación entre varones latinos y de raza negra de entre 16 y 24 años.

El esfuerzo se enfoca en lo que las autoridades ven como problemas subyacentes. El informe de su primer año describe iniciativas tan diversas como una "academia para padres" en una universidad comunitaria y una directriz para que muchas agencias de la ciudad eliminen las preguntas de antecedentes delictivos en las solicitudes de un primer empleo. La idea está enfocada en campos donde una declaración de culpabilidad podría ser irrelevante.

Defensores de las minorías han elogiado la iniciativa por extender una mano a un grupo agobiado por problemas que han persistido por generaciones. Pero otros cuestionan la efectividad y equidad del proyecto.

Bloomberg dijo que está alentado por el trabajo hecho hasta ahora en esta etapa inicial, principalmente por los cambios en políticas y el lanzamiento de programas.

"En nuestro primer año hemos tenido un verdadero progreso", dijo en conferencia de prensa en un centro de detención para delincuentes menores en Brooklyn.

Unos 45 jóvenes viven ahora en el centro juvenil y en otras instalaciones supervisadas por la ciudad, en lugar de en centros administrados por el estado que muchas veces estaban lejos de sus familias y les daban créditos educativos que no eran válidos en otras escuelas de la ciudad, dijeron autoridades de Nueva York.

Las autoridades municipales impulsaron una ley estatal que permitiera la alternativa local a partir de septiembre pasado.

Otros aspectos del programa incluyen planes para la construcción de ocho nuevas secundarias con énfasis en ayudar a que los jóvenes hispanos y negros tengan éxito; comprometer a los varones de las minorías para que aboguen por la no violencia en tres áreas hasta ahora; y abrir en vecindarios cuatro oficinas de libertad condicional de aspecto optimista y enfocadas en el empleo, en lugar de los muchas veces monótonos sitios en las cortes.

"No puedo creer que en realidad esté diciendo esto, pero en este lugar me siento feliz", dijo Anthony Berrios, de 17 años, en la inauguración en septiembre de una de las oficinas remodeladas en el sur del Bronx.

Las autoridades decidieron enfocarse en los jóvenes hispanos y negros de la ciudad porque su tasa de pobreza ha sido 50% mayor, su desempleo 60% mayor y sus niveles de marginación y paternidad adolescente también son más altos comparados con sus pares blancos y asiáticos, de acuerdo con un informe de cuando comenzó la iniciativa en agosto de 2011.

___

Jennifer Peltz está en Twitter como: http://twitter.com/jennpeltz