El capitán del Barcelona Carles Puyol se perderá ocho semanas de competencia después de dislocarse el codo durante la victoria 2-0 de su equipo en un partido de Liga de Campeones contra el Benfica.

El club anunció que Puyol pasó la noche en un hospital de Barcelona y fue dado de alta el miércoles.

Después de estar lesionado varias veces en meses recientes, Puyol regresó el martes después de más de dos semanas de baja hasta que cayó aparatosamente a los 75 minutos cuando intentaba cabecear un balón en el área del Benfica.

Su dolor era evidente cuando lo retiraban en camilla mientras los aficionados del estadio Da Luz se ponían de pie para aplaudirlo.

Puyol se perderá el clásico del domingo contra Real Madrid en la liga española. También estará ausente hasta en tres partidos de Liga de Campeones y no podrá jugar los partidos clasificatorios de España este mes contra Bielorrusia y Francia.

Su baja se suma a la de Gerard Piqué, el otro marcador central titular del Barcelona. El equipo ha tenido que improvisar en esta primera parte de temporada con Javier Mascherano y Alex Song como pareja de centrales.