El candidato presidencial opositor venezolano, Henrique Capriles, cuestionó el miércoles las posturas políticas del ministro de Defensa y ratificó que sus planes para las fuerzas armadas son fortalecer sus recursos humanos con mejores salarios y prestaciones.

Los militares venezolanos, al menos 200.000 uniformados, son uno de los puntos del candente debate de la campaña electoral para las elecciones presidenciales del 7 de octubre. Parte de ese debate se centra en que el gobierno del presidente y aspirante a una tercera reelección, Hugo Chávez, y su ministro de la Defensa, general en jefe Henry Rangel Silva, han dicho que Capriles tendría planes para "desarticular" al sector castrense.

El ministro Rangel Silva criticó además que Capriles anunciara esta semana que ya tenía un general activo para ser su titular de la cartera de Defensa en caso de ganar los comicios. Capriles no ha identificado a ese militar.

Como tradicionalmente las fuerzas armadas venezolanas han sido apolíticas, las críticas del ministro Rangel --al asegurar la víspera en una entrevista que en su opinión ningún general activo se prestaría para los supuestos planes de Capriles-- levantaron polvareda en medio de la ya tensa contienda.

El miércoles en una entrevista con la cadena radial Unión Radio, Capriles dijo que las críticas y posturas políticas del actual ministro de Defensa precisamente eran la razón de la necesidad de un cambio en el país porque según la constitución las filas deben ser independientes de un partido político.

"Quiero mandar un mensaje claro a la fuerza armada, de que el progreso que tenemos nosotros, que aspiramos construir en Venezuela, requiere del concurso activo de nuestra fuerza armada, la que hoy existe", dijo Capriles.

Pero "cuando uno ve la reacción del ministro de la Defensa lo coloca del lado de la política, que es precisamente lo que nosotros no queremos a futuro. Yo quiero construir instituciones que no estén al servicio de un partido político, la constitución es muy clara", añadió.

Aseguró además que las fuerzas armadas "están comprometidas con la democracia, con la constitución. Yo tengo planes para fortalecer el recurso humano de nuestra fuerza armada".

Capriles sostuvo que "si tu recurso humano no esta bien incentivado, bien remunerado, lo que es una deuda que existe con la fuerza armada de lo que corresponde a su seguridad social, si el recurso humano no está contento, la institución no funciona como se aspira".