La campaña del candidato presidencial republicano Mitt Romney aclaró el miércoles que si éste gana las elecciones no otorgará más visas ni permisos de trabajo temporarios a jóvenes en situación migratoria irregular que ahora se están beneficiando con un nuevo programa de suspensión temporal de deportaciones aprobado por el presidente Barack Obama.

Amanda Henneberg, portavoz de la campaña de Romney, dijo a The Associated Press que el ex gobernador de Massachusetts se abocaría rápidamente a reemplazar el programa temporal por una reforma migratoria permanente.

"Mientras mantiene cualquier exención temporal y permiso de trabajo que el gobierno de Obama otorga a través de este programa, y paraliza la emisión de nuevas exenciones y permisos, el gobernador Romney se abocará a reemplazar rápidamente la medida temporaria y provisional del presidente Obama por una reforma migratoria permanente y real que ofrecerá seguridad a esos jóvenes que fueron traídos al país ilegalmente cuando eran niños, sin que fuera culpa de ellos", dijo Henneberg en un mensaje de correo electrónico a la AP.

La portavoz dejó claro así que los permisos de trabajo y visas ya entregadas a jóvenes inmigrantes a través del programa se mantendrían en vigor.