El viceministro de Minería chileno Pablo Wagner renunció el martes después de que el gobierno anuló la adjudicación a la empresa chilena SQM de la polémica explotación de 100.000 toneladas metálicas de litio durante 20 años porque su dueño mantiene litigios pendientes con el Estado, se informó oficialmente.

El vocero oficial, ministro Andrés Chadwick, dijo que se realizará un nuevo proceso de adjudicación y no se considerarán a los otros dos oferentes.

La adjudicación para explotar el mineral se registró hace ocho días pero fue seguida por una fuerte polémica por variadas razones: el dueño de SQM, Julio Ponce Leroux, es un ex yerno del fallecido dictador Augusto Pinochet; uno de los altos ejecutivos de SQM es hermano del ministro de Minería, Hernán de Solminiac, quien se inhabilitó para escoger a la empresa, y la compañía mantiene litigios con el Estado, lo que está prohibido en las bases de las licitaciones.

SQM se adjudicó la explotación porque ofreció 40 millones de dólares mientras las otras dos empresas oferentes estaban dispuestas a pagar 17 y 6 millones de dólares, respectivamente. Además, la empresa de Ponce Leroux pagaría un impuesto minero de 7% sobre las ventas brutas.

Al anunciar su renuncia Wagner dijo que asumió la responsabilidad del fracaso de la operación. La dimisión fue aceptada de inmediato por el presidente Sebastián Piñera, quien participa en una cumbre presidencial en Perú.

El litio es un mineral blanco que se usa en la fabricación de baterías de computadoras, celulares, marcapasos, vehículos eléctricos y en naves espaciales, entre otros.

La oposición de centroizquierda se opone a que sean privados los que exploten el litio, y recuerdan que la constitución establece que no se pueden entregar concesiones de este mineral.

El ministro de Economía, Pablo Longueira, lamentó la anulación del proceso. "Chile ha perdido un gran negocio. Creo que el precio que ofrecía el primer oferente nos permitía mantener a Chile en el liderazgo en el mundo de haber podido explotar 100.000 toneladas durante 20 años", dijo.

Las reservas de litio en el planeta son gigantescas y se estima que durarán más de 1.000 años. Hasta ahora Chile es el mayor exportador, con un 37%, seguido por Australia, con 30%, China con 15% y Argentina con 12%.