El ministro de Defensa, general en jefe Henry Rangel Silva, desestimó el martes el anuncio del candidato presidencial opositor Henrique Capriles en torno a que un general activo de las fuerzas armadas venezolanas formará parte de su gabinete en caso de que gane los comicios el próximo domingo.

"El señor (Capriles) dice ayer (lunes) de que va a nombrar un ministro de la Defensa, un general activo como su ministro de la Defensa. Eso es una de las declaraciones que realmente nunca debió haber sacado porque quiere generar o quiere proyectar un nivel de triunfalismo", dijo el general Rangel Silva en una entrevista con la estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Cómo va a decir que "va a nombrar un general activo cuando en su plan de gobierno está desarticulando a la fuerza armada. Yo no creo que haya general activo que se preste, en el supuesto negado por supuesto, a desarticular a la fuerza armada", indicó el ministro, sin dar detalles de esos supuestos planes de Capriles para hacer modificaciones en las filas.

Al ser preguntado sobre su postura crítica hacia el candidato opositor Rangel Silva defendió sus comentarios diciendo que "estamos en un sistema o en una Venezuela diferente". "Como ministro de la Defensa tengo el deber, la responsabilidad de defender a la fuerza armada", acotó.

El ministro denunció que muchos militares han recibido mensajes en sus teléfonos "hablándoles de que el candidato Capriles hará un reconocimiento de los méritos, que el candidato Capriles mejorará el sistema de seguridad social", y que se han difundido caricaturas en las que buscan "ridiculizar" a los uniformados.

"Eso por supuesto que no ha causado ningún impacto hacia la fuerza armada. Nos une más el sentido de saber cuál es nuestro rol dentro de ese proceso electoral", agregó.

Al rechazar las declaraciones de Capriles sobre su posible ministro de defensa, el jefe del comando de campaña oficialista, Jorge Rodríguez, dijo, dirigiéndose a la oposición: "ustedes y su grupito de cuatreros han violentado, han violado, han mancillado (la fuerza armada), en repetidas oportunidades".

El candidato opositor no ha revelado el nombre de ese uniformado que sería parte de un eventual gabinete en caso de salir victorioso el 7 de octubre frente al presidente Hugo Chávez, un ex militar de 58 años, quien busca una tercera relección.

Rangel Silva fue objeto de duras críticas de parte de la oposición a raíz de unas declaraciones que dio en noviembre del 2010 en las que afirmó que en "un hipotético gobierno de la oposición a partir de 2012 sería vender el país, eso no lo va a aceptar la fuerza armada".

Chávez ha defendido de forma vehemente a Rangel Silva, a quien ha calificado de "soldado revolucionario", a la vez que ha rechazado los señalamientos que se han hecho desde Estados Unidos contra el alto oficial.

El Departamento del Tesoro estadounidense acusó hace dos años a Rangel Silva, junto al general Hugo Carvajal Barrios, ex director de la Dirección General de Inteligencia Militar, y Ramón Rodríguez Chacín, ex ministro de Relaciones Interiores hasta septiembre del 2008, de apoyar las actividades narcotraficantes de las FARC y advirtió que congelaría sus bienes.

El candidato opositor no ha revelado el nombre de ese uniformado que sería parte de un eventual gabinete en caso de salir victorioso el 7 de octubre frente a Chávez, un ex militar de 58 años, que busca una tercera relección.

Los militares venezolanos, al menos 200.000 miembros, son considerados una pieza clave en el proceso electoral, no sólo porque han declarado su lealtad a Chávez, quien fue teniente coronel del Ejército, sino que además ha dicho que los uniformados no permitirán que retorno al poder "la burguesía" y la "ultraderecha" o como denomina a Capriles, un abogado de 40 años.

En la jornada además, tras una reunión en el Ministerio de Defensa, Tareck El Aissami, ministro de Relaciones Interiores, anunció las normales restricciones de porte de armas, ingesta de licor y el acuartelamiento de la llamada policía nacional.

El Aissami dijo también que estudiaban un cierre de fronteras para el fin de semana, pero que aún no estaba decidido, y que era solo una medida de prevención.

___

Enlace interactivo: http://hosted.ap.org/interactives/2012/balance-chavez/