Lionel Messi gestó los goles de Alexis Sánchez y Cesc Fábregas para que el Barcelona derrotase el martes 2-0 a Benfica, una nueva victoria en la Liga de Campeones que se vio empañada por la lesión de su capitán Carles Puyol.

Messi sirvió el centro por la izquierda que el chileno Sánchez empujó al fondo de la red para abrir el marcador a los seis minutos.

La otra asistencia de Messi fue a los 56, cuando regateó dentro del área antes de ceder a Fábregas para el 2-0 definitivo.

Todo lucía perfecto para el cuadro catalán en su visita a la capital portuguesa hasta la escalofriante lesión sufrida por Puyol, el zaguero que reaparecía tras dañarse los ligamentos de la rodilla izquierda hace dos semanas. A 15 minutos del final, Puyol cayó mal tras un tiro de esquina y se habría fracturado el brazo izquierdo.

Barcelona venía de vencer 3-2 al Spartak de Moscú, con lo que ahora lidera el Grupo G con el ideal 6 puntos y Benfica suma 1.

En el otro duelo de la llave, Georgios Samaras anotó en el último minuto para darle al Celtic una victoria 3-2 como visitante ante Spartak. El resultado dejó al club escocés con 4 unidades y Spartak sigue con las arcas vacías.

También el martes, el campeón vigente Chelsea vapuleó 4-0 al cuadro danés Nordsjaelland y quedó como líder del Grupo E junto al Shakhtar Donetsk ucraniano

Juventus, que empató 2-2 con Chelsea en la primera fecha, ahora igualó 1-1 de local con Shakhtar.

Chelsea y Shakhtar lidera con cuatro unidades, por encima de Juventus (2) y Nordsjaelland (0).

En otros resultados, el Bayern Munich naufragó en su visita al BATE Borisov de Bielorrusia al perder 3-1 por el Grupo F, en el que el Valencia español venció 2-0 al Lille de Francia.

Manchester United doblegó de visita 2-1 al Cluj rumano y el Braga de Portugal hizo otro tanto al imponerse 2-0 en la cancha del Galatasaray turco por el Grupo H.