Con el sueco Zlatan Ibrahimovic desatado y una defensa cada vez más difícil de superar, la confianza del Paris Saint-Germain es alta, de cara a la dura visita del miércoles al Porto en la Liga de Campeones.

Al igual que el PSG, el Real Madrid y el Arsenal buscarán encaminar su clasificación en la jornada con lo que sería su segunda victoria consecutiva, mientras Milan y Manchester City esperan enderezar el camino.

PSG ha ganado sus últimos cinco partidos para ascender al segundo lugar en la liga francesa, y durante ese tramo Ibrahimovic anotó seis goles y la defensa encajó sólo dos.

El equipo de Carlo Ancelotti no ha jugado contra un equipo del calibre del Porto esta temporada y se enfrenta a su primera gran prueba contra el campeón portugués, aunque sus defensores estarán aliviados de que el delantero brasileño Hulk ya no juega para el club. En su lugar, el colombiano Jackson Martínez comienza a ganarse el cariño de los aficionados.

Dynamo de Kiev, que reclutó de la selección de Ucrania a Oleg Blokhin como su nuevo entrenador, recibe al Dinamo Zagreb en el otro partido del Grupo A.

Una victoria contra el Porto pondría al PSG en camino a los octavos de final y aumentaría aún más las expectativas después de una inversión de más de 150 millones de euros en fichajes.

"Están esperando mucho esta temporada, lo cual es normal dado todo el dinero invertido por el club. Estamos trabajando duro todos los días para hacer grandes cosas y espero que podamos seguir cumpliendo", dijo Ibrahimovic. "El equipo tiene mucha presión para jugar bien y ganar todos los partidos que se avecinan. Todo el mundo está hablando de nosotros, hablando de Paris Saint-Germain, y nos quieren derrotar".

La mala noticia para Porto es que Ibrahimovic cree que todavía puede mejorar, a pesar de que ya ha impresionado bastante con ocho goles en seis partidos desde que llegó procedente del Milan, junto con el central brasileño Thiago Silva.

"Tuve una pequeña lesión al principio, ahora me siento cada vez mejor", dijo el astro sueco, que marcó en la goleada 4-1 sobre el Dynamo hace dos semanas. "Estoy empezando a encontrar mi ritmo. No estoy al 100% todavía, pero eso vendrá. Anoté (mucho) porque mi equipo está haciendo las cosas bien; sin mis compañeros no marco".

Porto comparte la punta de la liga portuguesa con el Benfica, y ganó 2-0 en su debut europeo en Zagreb.

En otros partidos del miércoles, en el grupo de la muerte el Manchester City recibe al Borussia Dortmund en un duelo entre dos equipos que ganaron sus ligas la temporada pasada y están sedientos por demostrar que pueden jugar con los mejores de Europa.

Mientras Dortmund derrotó 1-0 al Ajax hace dos semanas, el City tiene poco margen de error después de la derrota por 3-2 frente al Real Madrid.

El Madrid, por su parte, visitará al Ajax. Tras un vacilante comienzo de temporada, el campeón español por fin consiguió victorias consecutivas al golear 5-1 el domingo al Deportivo La Coruña, con un triplete de Cristiano Ronaldo.

Madrid visita Barcelona el domingo y no quiere que el superclásico español lo distraiga de sus deberes europeos.

Si el City pierde en Dortmund y el Madrid gana en Amsterdam, los campeones ingleses se encontrarán en una incómoda posición, a seis puntos de los dos lugares que dan la clasificación a la siguiente fase.

El Arsenal de Arsene Wenger, que viene de perder el fin de semana contra el Chelsea en la liga inglesa, es otro de los grandes de Europa que aspira a cosechar su segunda victoria al hilo el miércoles cuando reciba al Olympiakos.

Los Gunners derrotaron en la primera fecha 2-1 al Montpellier, que se mide al Schalke.

El Milan, que solo ha ganado dos de siete partidos en la temporada, visita al Zenit de San Petersburgo.

En el otro partido del Grupo C, Anderlecht recibe al Málaga, que lidera la clasificación tras derrotar 3-0 al Zenit en su debut. Anderlecht y Milan comparten el segundo puesto luego de su deslucido empate sin goles.