La televisora mexicana Televisa no estará exenta de responsabilidad en el caso de los 18 supuestos periodistas y los seis vehículos tipo furgonetas en las que se movilizaban, mientras no quede establecido que los detenidos no son sus reporteros y que los coches no son de su propiedad, dijo el inspector de la Fiscalía General de Nicaragua, Armando Juárez, a cargo de la investigación.

"Aquí nadie está exento de nada. Existe la necesidad y la obligación de aclarar la situación de esa empresa (Televisa) en la supuesta relación que hay con éstas personas, que dijeron desde un inicio y mantienen que son periodistas. No basta decir que los vehículos no son míos y que ésos no son mis empleados", dijo Juárez en entrevista con AP.

Días después de la captura de los 18 mexicanos, un representante legal de Televisa presentó en Managua una denuncia por presunto uso ilícito de marcas y emblemas y deslindó a la empresa de responsabilidad en los presuntos ilícito, pero eso no implica que "no haya que investigar", sostuvo Juárez.

Los seis vehículos, que ingresaron al país el 20 de agosto, fueron presentados a la prensa junto a los 18 mexicanos y los bultos que contenían 9,2 millones de dólares. Todos se encuentran detenidos y enfrentarán un juicio por lavado de dinero, crimen organizado y transporte de droga en diciembre próximo.

Juárez indicó que todavía no han requerido a México la información puntual sobre los implicados, porque han venido recogiendo información que han continuado publicando los medios de comunicación de ese país. "Se habla de usurpación de identidades y eso se debe aclarar", dijo.

Explicó que han venido en tres ocasiones delegados de la Procuraduría General de la República mexicana, a los que les han proporcionado la información que han solicitado y que ellos también se han llevado las inquietudes que tiene Nicaragua alrededor del caso.