Veintisiete estudiantes fueron muertos a tiros y cuchilladas en el segundo ataque perpetrado cerca de colegios en el nordeste de Nigeria en los últimos días, informaron las autoridades el martes.

Danjuma Aiso, estudiante en el Colegio Federal Politécnico Mubi, en la ciudad de Mubi, estado de Adamawa, dijo que los atacantes invadieron el alojamiento estudiantil ubicado afuera del campus entre las 10 de la noche del lunes y las 3 de la mañana del martes.

Veintisiete estudiantes fueron muertos y la escuela cerró el martes, según el funcionario de asuntos estudiantiles Mohamed Baba Karewa.

Las autoridades conjeturan que otros estudiantes pudieron haber perpetrado el ataque, pero Mubi y la región circundante también han padecido una ola de matanzas por parte de una secta islamista radical conocida como Boko Haram.

"Se sospecha que la crisis en Mobi fue alimentada por política universitaria después de una elección en el colegio", afirmó Yushau Shuaib, vocero de la Agencia Nacional de Emergencias, en un comunicado. En colegios y universidades en Nigeria, algunas fraternidades (organizaciones estudiantiles) han apelado a la violencia para ejercer el poder.

Pero Aiso dijo que los estudiantes hallaron recientemente una advertencia colocada en la puerta del alojamiento femenino y se cree que fue escrita por miembros de la secta Boko Haram. El mensaje ordenaba a las autoridades evacuar la escuela, agregó.

El ataque al colegio sigue al asesinato de tres estudiantes el sábado frente a una instalación universitaria a 160 kilómetros (100 millas) de distancia, en la ciudad de Maiduguri, centro espiritual de la secta.

Boko Haram ha lanzado frecuentes ataques en Maidaguri y, en menor grado, en Mubi.

Boko Haram significa "la educación occidental es sacrílega", en hausa, y se atribuye al grupo haber matado a más de 690 personas este año, según un recuento de The Associated Press. El grupo exige la aplicación de la ley islámica estricta en toda la nación, que está dividida entre el sur cristiano y el norte musulmán.