Lance Briggs atrapó la pelota en el aire y emprendió la carrera. Cuando le faltaba poco para llegar a la zona de anotación, extendió el brazo izquierdo arriba de su cabeza con el balón en la mano.

Briggs y el resto de los defensores treintañeros de los Bears de Chicago mostraron a Tony Romo y los Cowboys de Dallas que todavía tienen mucho juego.

Charles Tillman, otro de los cinco defensivos titulares que pasan los 30 años, interceptó un paso para touchdown en la victoria por 38-18 que lograron el lunes en la noche los Bears sobre los Cowboys.

"Muchos de nuestros veteranos están jugando muy bien ahora porque entendemos mucho más las cosas", dijo Briggs, cuya carrera de 74 yardas fue su primera interceptación para touchdown desde 2005.