Un solitario gol de Diego Castro a los 49 minutos le dio al Getafe una victoria el lunes 1-0 ante el visitante Mallorca, que jugó casi todo el partido con un hombre menos y sufrió su primera derrota tras seis fechas disputadas en la liga española de fútbol.

Con tres triunfos y 11 puntos, el equipo balear sigue situado en zona de copas europeas. El Getafe se sitúa 11ro al sumar su primera victoria desde que ganara al campeón Real Madrid por la segunda fecha.

La tabla es liderada con 18 puntos por el Barcelona, ganador de seis de seis. El Atlético de Madrid es segundo con 16 unidades y el Málaga tercero con 14. El Real Madrid alcanzará el clásico en cancha del Barsa del próximo domingo con ocho puntos de desventaja respecto al líder.

El Mallorca tuvo un inicio arrollador forzando tres atajadas del arquero Miguel Moyá e impactando un balón en el poste en apenas cinco minutos. El pelotazo a la madera fue de Michael Pereira tras una buena intervención del arquero a disparo de Tomer Hemed y provocó un toque de atención del timonel Luis García, inquieto por las bajas en defensa de sus dos centrales habituales.

Pero el partido cambió a los 10 minutos, cuando el visitante Ximo Navarro arrolló en una jugada sin peligro aparente a Castro. La aparatosa entrada resultó en tarjeta roja directa al balear y, con un hombre más sobre el terreno de juego, el Getafe se adueñó de la situación.

Reforzados con la entrada de Pedro León, los azulones encerraron en su cancha al Mallorca, aunque sin crear más ocasiones de gol que un tiro de esquina directo del propio León antes del descanso.

El ex madridista fue clave en el gol tras la reanudación, pues puso el centro que rechazó apuradamente Anderson Conceiçao, y Abdel Barrada retrasó para Castro, quien fusiló a Moyá.

Un cañonazo ligeramente desviado de Xavi Torres y remates respectivos de Alvaro Vázquez y su sustituto Paco Alcácer, repelidos por Dudu Aouate, pudieron significar el 2-0.

Alcácer gozó de otra clara escapada pero erró en la definición. Pese a la inferioridad numérica, los mallorquinistas Nunes y Angel Arizmendi estuvieron a punto de nivelar a balón parado en el tramo final.