Una estatua de bronce de tamaño natural del difunto presidente de Azerbaiyán Geidar Aliev en un céntrico boulevard en la Ciudad de México ha causado molestias entre los mexicanos.

¿Por qué se ha levantado una estatua a un líder autoritario del Cáucaso sobre la Avenida Paseo de la Reforma cerca del monumento al bicentenario de la independencia y de la estatua de Mahatma Gandhi?

Resulta que Azerbaiyán contribuyó con millones de dólares para remozar y remodelar el parque en el que está el monumento, así como otra plaza pública en el centro de la capital.

Pese al generoso regalo de Azerbaiyán, los oponentes dicen que un homenaje a un hombre que gobernó con mano de hierro una tierra tan lejana no debería estar en un paseo en el que están las estatuas de héroes mexicanos y extranjeros.