La pequeña ciudad colonial de Guanajuato se apresta a recibir una invasión: la de algunos de los mejores artistas musicales, teatrales, plásticos y de danza del mundo, así como la del público fiel que desde hace 40 años asiste al Festival Internacional Cervantino.

Desde el miércoles hasta el 21 de octubre, ese público se apretujará por las calles subterráneas y los estrechos callejones de Guanajuato para deleitarse con artistas del calibre de Riccardo Muti; la compañía de teatro polaca Teatr Piesn Kozla; la mexicana Elisa Carrillo, primera bailarina de la ópera de Berlín, y el pintor Vicente Rojo.

Alexander Janiczek, director de la Camerata de Salzburgo estaba más que listo para regresar al FIC en el cual participó un par de ocasiones en la década de 1990.

"Es muy especial que nos hayan invitado, eso ya es algo muy especial. El programa no se ha tocado en ninguna otra parte, se preparó especialmente para el festival, nos pareció que sería un buen gesto para el público del festival, que lo disfrutarían. Y también para nosotros es una ocasión especial", dijo Janiczek en conferencia telefónica desde Austria sobre la selección de música, incluyendo piezas de Mozart, Gruber y Chaikovski, que la camerata escogió para el festival.

La edición 2012 cuenta con un programa especialmente destacado en términos musicales. Muti dirigirá a la orquesta sinfónica de Chicago y el compositor estonio Arvo Pärt viajará por primera vez al continente americano para participar en el Cervantino con el coro de cámara de la filarmónica de Estonia y la orquesta de cámara de Tallinn, que interpretarán música de su autoría.

Los países invitados para este año son Austria, Polonia y Suiza, mientras que el estado mexicano de Sinaloa es otro invitado de honor que estará representado por La Original Banda el Limón y la Banda el Recodo.

La Camerata de Salzburgo tiene integrantes de 20 nacionalidades diferentes y cada año suele darle la vuelta al mundo con sus presentaciones. Aun así Janiczek reconoció que el espacio que les ha brindado el festival es especial para ellos.

"Recuerdo la participación fantástica del público, hay una atmósfera muy vívida y es uno de los lugares de los que me acuerdo más. Hay una gran energía ahí, muy diferente a lo que encontrarías en cualquier otra parte y en especial en Europa. Tengo muchas ganas de vivirlo de nuevo, creo que hay un tipo de energía honesta en él. Lo recuerdo con mucho cariño", dijo.

Además del Teatr Piesn Kozla, que participará con su versión de Macbeth, la agrupación Chilena Viajeinmóvil presentará "Los Viajes de Gulliver" en versión para marionetas y el ballet suizo Grand Théâtre de Genève ofrecerá Glory, una de las coreografías más recientes del griego Adonis Foniadakis.

Al comienzo el FIC tuvo que abrir brecha entre el público y las autoridades para desarrollarse en Guanajuato, un estado famoso por ser de los más conservadores de México.

"Una de las cosas que me enorgullecen es que en un ámbito tan horriblemente conservador como es Guanajuato, que es uno de los bastiones del conservadurismo y de la derecha, logramos introducir teatro de vanguardia y llevar al festival y al público del festival todas las grandes corrientes de pensamiento y de arte contemporáneas", dijo el diplomático Héctor Vasconcelos, quien fue director del festival de 1978 a 1982 durante la presidencia de José López Portillo.

Vasconcelos explicó que fue posible introducir un programa diferente por sus buenos contenidos. "Pudimos meter cosas de vanguardia y de izquierda porque se reconocía la calidad, si no hubiera habido calidad nos hubieran sacado a patadas los conservadores de ahí. Pero tenían que reconocer que era el mejor teatro del mundo, la mejor danza del mundo", señaló.

El festival surgió en 1972 y a su frente estaba la actriz Dolores del Río. La segunda edición se efectuó hasta 1974, pero desde entonces no se ha interrumpido su ciclo anual, aunque tuvieron que pasar varias ediciones para que se lograra separar de los planes y los gustos de cada nuevo equipo que llegaba a dirigirlo, como lo contó Vasconcelos.

En sus 40 años el FIC ha convocado a artistas como el bailarín Rudolf Nureyev, el violinista Pinchas Zukerman, la coreógrafa Pina Bausch, el pianista Cyprien Katsaris y el cineasta Peter Greenaway, por mencionar algunos.

Desde 2006 el FIC es un organismo descentralizado, con patrimonio y presupuesto propios. También tiene su propio canal de televisión, el cual se estableció en 2010 y se transmite las 24 horas del día todos los días del año por la empresa de cable mexicana Cablevisión.

"El Cervantino está siendo un punto de referencia para los otros festivales. No hay un festival que tenga su propio canal, que esté trabajando en estas tareas de conservación y preservación de sus propios materiales videográficos. Muchos ni siquiera cuentan con estos materiales. Esto es un legado, es una riqueza que vale la pena", dijo Lidia Camacho, su actual directora.

El canal se nutre con el material grabado en los 40 años del festival y también sirve como medio de difusión y promoción de sus ediciones presentes. Al comienzo la principal tarea de los organizadores fue archivar correctamente los videos con los que ya disponían.

"Comenzamos con su limpieza, con los procesos de recuperación de los materiales, la digitalización. Ya teniendo los materiales dijimos: 'Qué bueno que estamos recuperando los materiales como una herencia que vamos a dejar a las futuras generaciones''', señaló Camacho, bajo cuya dirección surgió el canal.

El Cervantino no sólo ha llegado a la televisión. Su alcance también se ha ampliado a las redes sociales, los celulares inteligentes, con sus aplicaciones, y los videos en su página de internet. Otra de las novedades es que los conciertos del festival se transmiten en vivo desde Guanajuato por la red.

Todas estas herramientas han posibilitado que el canal llegue a un mayor número de personas.

"Ahora el Festival Cervantino concluye y nosotros no dejamos ir a ese público que ya tenemos cautivo, sino que le damos información les hacemos recomendaciones, estos seguidores permanecen con nosotros", dijo Camacho, quien apuntó que la meta del festival es llegar a 3,7 millones de personas entre público local y público virtual en este año.

El reducido tamaño de Guanajuato limita su recepción de público, pero es o que hace que la ciudad, nombrada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1988, sea perfecta para el festival.

"Yo no me podría imaginar el Cervantino fuera de Guanajuato, Guanajuato es una ciudad que está diseñada para un festival como este", dijo Camacho, quien señaló que a pesar de que no todos logran reservar una habitación, aquellos que lo consiguen pueden darse el lujo de disfrutar el festival a lo grande. "Puedes ver tres o cuatro eventos diariamente por la cercanía misma de los lugares", dijo.

El festival deja una derrama económica de 200 millones de pesos (15,5 millones de dólares) a Guanajuato, según la directora. Mientras que da empleo hasta a unas 300 personas cuando está en pleno. Pero para los asistentes no representa un gran gasto, considerando la calidad de los artistas que se presentan. El costo de los boletos es más caros es de entre 300 y 350 pesos (23 y 27 dólares), mientras que muchas presentaciones son gratuitas.

En la actualidad el FIC es un patrimonio de los mexicanos y según lo ve Camacho sobrevivirá a pesar de los cambios de gobierno por tratarse de una de las mejores cartas de presentación del país.

"Tenemos este festival que hay que cuidar porque es una de las caras amables de México al mundo, como lo es siempre la cultura. Nuestros mejores embajadores son los artistas y en términos generales es la cultura", dijo. El festival "seguirá siendo un faro muy importante en la cultura del país", agregó.

___

En internet

http://www.festivalcervantino.gob.mx