Críticas a Estados Unidos, la defensa de Cuba y el buen camino por el que avanza Latinoamérica fueron los temas que dominaron la agenda de los cancilleres y funcionarios de la región que hablaron el lunes frente a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Además de destacar la "transparencia" y "confiabilidad" de su inminente proceso electoral, Venezuela recalcó la crisis económica que dijo es provocada por especuladores financieros y países con poder y señaló que, a pesar de todo, América Latina y el Caribe están bien posicionados en el escenario del mundo gracias a las políticas de integración regional.

"Progresivamente se supera la dominación que las potencias imperiales y sus multinacionales han impuesto a los países en desarrollo", dijo el embajador venezolano ante las Naciones Unidas, Jorge Valero, en el penúltimo discurso del debate general de la Asamblea, que finalizaba el lunes por la noche.

"La reforma del sistema económico y financiero mundial tiene que abordarse en las Naciones Unidas. Todos los países tienen que tener igual voz en la búsqueda de soluciones en los problemas relacionados con el desarrollo", agregó el venezolano.

El auge de la región latinoamericana y los países emergentes frente a bloques tradicionales capitalistas fue mencionado en sus discursos por Valero y el canciller cubano Bruno Rodríguez, quien además condenó con dureza el trato que le da Estados Unidos a su país.

Ecuador y Venezuela se sumaron a la defensa de la isla y criticaron el embargo impuesto por el vecino norteamericano y el hecho de que Estados Unidos incluyera a Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo.

"Es irónico que un país que practica el terrorismo de estado, y protege al connotado terrorista Luis Posada Carriles incluya a Cuba en una lista de países que apoyan al terrorismo", dijo Valero. "Exigimos la exclusión de Cuba de ese mecanismo arbitrario, cuyo único fin es justificar el bloqueo económico, comercial y financiero contra su pueblo".

Ecuador utilizó palabras similares. El viceministro de Relaciones Exteriores ecuatoriano, Marco Albuja, dijo durante su discurso ante la Asamblea General que Estados Unidos sigue manteniendo a Cuba en la "espuria" lista porque "no se resigna a que la isla haya sobrevivido a su forzado aislamiento".

Horas antes, el canciller cubano acusaba en el mismo foro internacional a Washington de usar el terrorismo de estado como arma política contra su país.

"La política de Estados Unidos hacia nuestra región, con gobiernos demócratas o republicanos es, en esencia, la misma", dijo Rodríguez tras acusar al presidente estadounidense Barack Obama de no cumplir con sus promesas del 2009. "La voracidad por nuestras riquezas, la imposición de modelos, cultura, pensamiento y la injerencia en nuestros asuntos no cesan".

Rodríguez dijo que "el gobierno norteamericano ha usado el terrorismo de estado como arma de su política contra Cuba, que ha provocado 3.478 muertes y 2.099 discapacitados entre nuestros compatriotas, al tiempo que ha cobijado a decenas de terroristas, algunos de los cuales aún hoy viven libremente en ese país".

Mencionó también el caso de cinco agentes cubanos sentenciados a largos encarcelamientos en Estados Unidos.

Cuba exige que Washington deje de mentir, dijo Rodríguez, y "ponga fin a este vergonzoso ejercicio". El ministro destacó que el verdadero propósito de Estados Unidos para mantener a Cuba en la lista de países que promueven el terrorismo es "fabricar pretextos para endurecer la persecución de nuestras transacciones financieras y justificar la política de bloqueo", destacó.

Estados Unidos no tiene autoridad moral ni política para enjuiciar a Cuba, dijo Rodríguez, y reiteró al final de su discurso la "indeclinable vocación de paz" de Cuba y el interés de la isla por avanzar hacia la normalización de las relaciones entre ambos países.

William Ostick, portavoz del Departamento de Estado estadounidense, dijo a The Associated Press que no haría declaraciones sobre el discurso de Rodríguez.

Por su parte, el viceministro ecuatoriano Albuja recordó el lunes las palabras del ex presidente estadounidense Jimmy Carter, quien declaró que el papel de La Habana como garante en los diálogos de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno colombiano desmantela argumentos sobre la necesidad de seguir incluyendo a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

"Ha dicho este ex presidente a quien consideramos amigo de la causa latinoamericana que 'se podría dar un diálogo más sincero entre los dos países si Estados Unidos sacara a Cuba de su lista de países promotores del terrorismo'. Criterio que compartimos y apoyamos", dijo Albuja.

Estados Unidos no tiene relaciones con Cuba e impuso un fuerte paquete de sanciones sobre la isla hace más de 50 años, intentado forzar así un cambio de sistema político en la nación caribeña. En julio, el presidente cubano Raúl Castro dijo que si Estados Unidos desea hablar con Cuba de igual a igual, "la mesa está servida". Washington respondió que para ello La Habana debe permitir la libertad de expresión y liberar a sus presos políticos

El lunes, en un discurso más corto que muchos de sus homólogos o presidentes de otros países ante la Asamblea General, el canciller cubano casi no hizo mención del embargo estadounidense y habló sobre la crisis económica global o el derecho del pueblo sirio a la autodeterminación y la soberanía.

Destacó también que se debe "salvar a la organización de las Naciones Unidas" y someterla a una profunda reforma para ponerla al servicio de todos los países igualmente soberanos.

"Sustraerla, así, de las arbitrariedades y doble rasero de unos pocos países industrializados y poderosos", indicó.

Tras mencionar desafíos mundiales como la lucha a favor del medio ambiente o la difícil situación de clases bajas como trabajadores o inmigrantes, Rodríguez cuestionó cómo se gastarán las astronómicas cifras de presupuestos militares en el mundo.

"¿Contra qué enemigo se usarán esas armas? ¿Servirán para eliminar a las masas de pobres que no soporten más su pobreza o para enfrentar incontenibles migraciones de sobrevivientes?", preguntó el ministro.

El canciller cubano mencionó también el proceso de negociación de paz que Colombia va a mantener con las FARC y destacó que, "con discreción y modestia", la isla dio todo su apoyo a la conversaciones exploratorias de ambos bandos realizadas a lo largo del año en La Habana.

"Y así lo hará como garante y sede del proceso de diálogo entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia que se avecina", señaló.

Por su parte, Venezuela habló de sus próximas elecciones presidenciales el día 7 de octubre y destacó que el proceso será limpio. También auguró ciertos problemas por parte de grupos opositores.

"Denunciamos responsablemente ante la comunidad internacional que sectores nacionales antidemocráticos y golpistas, en alianza con poderosos intereses foráneos, intentarán utilizar la violencia para desconocer la voluntad popular", dijo Valero. "El pueblo venezolano, sin embargo, está preparado para defender, una vez más, sus conquistas democráticas y revolucionarias".

El presidente Hugo Chávez, dijo el embajador venezolano, garantiza la continuidad de una política "soberana y solidaria" a favor de la "construcción de la unidad latinoamericana".

Por otro lado, en la misma Asamblea General, Costa Rica acusó el lunes a Nicaragua de no cumplir con una orden de la Corte Internacional de Justicia, de que despeje la zona costarricense en la que ha desplegado efectivos militares y civiles.

"Quisiéramos que este caso no enturbiara los nexos entre ambos estados; menos aún nuestros profundos lazos humanos, pero Nicaragua aún incumple las medidas provisionales de la Corte. Lo lamentamos, los censuramos y lo denunciamos nuevamente en esta sala", dijo el canciller costarricense Enrique Castillo-Barrantes ante el foro internacional.

El ministro también habló de la lucha contra el narcotráfico y pidió que Naciones Unidas asuma un papel más activo en la "implementación de estrategias regionales equilibradas" frente al problema.

El costarricense pareció así hacer cierto eco al llamado del presidente mexicano Felipe Calderón la semana pasada pidiendo que la organización internacional lidere un análisis de nuevas alternativas contra el problema del narcotráfico.

___

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens