El canciller sirio Walid al-Moallem acusó el lunes a miembros del Consejo de seguridad de la ONU de respaldar el "terrorismo" en su país, en un ataque claramente dirigido a Estados Unidos y sus aliados, que apoyan a la oposición.

Al-Moallem le dijo a la Asamblea General que la paz en su país requiere acciones no solamente de Siria, sino que Turquía, Arabia Saudí, Qatar, Omán, Libia y otros dejen de suministrar armas a la oposición.

Dijo que los llamados a la renuncia del presidente Bashar Assad son una "interferencia flagrante" en los asuntos internos sitios.

Al-Moallen llamó a una solución política y un diálogo sirio para llegar a un acuerdo para un país más democrático.