Las remesas que envían los mexicanos desde el extranjero cayeron 11,6% en agosto, su peor baja mensual desde febrero de 2010, según datos del banco central.

Los envíos ascendieron en el octavo mes a 1.895 millones de dólares, cuando en agosto de 2011 habían sido 2.143 millones de dólares, señaló el Banco de México.

La anterior peor caída mensual se había registrado en febrero de 2010, cuando las remesas bajaron 14,2%, de acuerdo con estadísticas del banco.

Con el comportamiento en agosto, las remesas de los mexicanos sumaron dos meses continuos de bajas, aunque en julio fue de apenas 2,1%.

El banco central señaló, sin embargo, que en el acumulado de enero a agosto de 2012, los envíos aún mantienen un comportamiento positivo al crecer 2,50% y alcanzar 15.614 millones de dólares.

México es el principal receptor de remesas en Latinoamérica y los envíos se realizan casi en su totalidad desde Estados Unidos, donde radica la mayoría de los mexicanos que viven en el exterior.

En todo 2011, las remesas subieron 6,86%.