El director de cine Tim Burton aseguró el domingo que su película más reciente, "Frankenweenie", le permitió exorcizarse de alguna manera, pues fue uno de sus filmes más personales al mezclar recuerdos y sentimientos de su infancia y adolescencia, pero también su amor por el clásico cine de terror.

"Cada vez que terminas una película quedas exhausto, dejas tus sentimientos, tus emociones y tus demonios en el trabajo. Cada película saca tu lado más oscuro, pero también el más frágil, el más sensible y éste (Frankenweenie) representa todo eso y más para mí", dijo Burton en una rueda de prensa en la Ciudad de México, donde promovió su nuevo trabajo fílmico.

"Sí, 'Frankenweenie' es una especie de exorcismo para mí, aunque creo que tengo que ejercitarme mucho todavía", agregó el realizador de 54 años en tono de broma.

"Frankenweenie" nació como cortometraje en 1984, pero en aquella época los estudios Disney se negaron a llevarlo a la pantalla grande por considerar la trama demasiado "terrorífica".

La historia narra la relación de un niño con su perro Sparky. Tras la inesperada muerte de la mascota, el pequeño Victor Frankenstein echa mano de la ciencia para resucitar a su amigo, aunque con algunos pequeños ajustes.

Burton explicó que de todo su trabajo en el cine, "Frankenweenie" era el único proyecto pendiente. "No creo que exista una película que me hubiera gustado retomar tanto como ésta. El hecho de filmarla en la técnica 'stopmotion', en blanco y negro, el ahondar en todos mis recuerdos con mis ex compañeros de clases, la ubicación exacta del salón de clases, me sacudió internamente".

El filme abrirá este año la 56ta edición del Festival de Cine de Londres, que se realizará del 10 al 21 de octubre. En México, "Frankenweenie" se estrenará el 12 de octubre.