Neil Young, los Black Keys, Foo Fighters y otros cantantes y grupos deleitaron el sábado por la noche a miles de personas reunidas para un concierto gratuito en el Central Park de Nueva York, con el fin de llamar la atención sobre la pobreza en el mundo.

El festival Global Citizen contó también con la participación de K'naan, John Legend y Band of Horses, en una noche coronada por la actuación de Young. El video del acto se transmitió a todo el mundo por internet.

Unos 60.000 espectadores llenaron el Great Lawn del parque, desde donde se apreciaba la silueta de los rascacielos neoyorquinos, iluminados en la noche.

Legend hizo una aparición sorpresiva en la que interpretó al piano "Imagine", a muy poca distancia del lugar donde vivió el autor de la canción, John Lennon. El espectáculo de cinco horas fue una combinación de interpretaciones de aproximadamente una hora por parte de cada grupo. De manera intercalada, se mostraron videos y algunos oradores invitados dieron mensajes sobre los problemas relacionados con la pobreza global, como la mortalidad infantil y la poliomielitis.

"Se siente bien estar aquí", dijo el vocalista de los Foo Fighters, Dave Grohl, durante una pausa entre la interpretación de sus éxitos, como "Learn to Fly", "Best of You" y "My Hero". Grohl, algunos miembros de Black Keys y otros artistas se unieron a Young en el escenario para el gran final, su canción "Rockin' in the Free World".

El concierto se programó con motivo de la Asamblea General de Naciones Unidas que comenzó este mes en Nueva York, y los organizadores utilizaron una estrategia innovadora para distribuir boletos, de modo que muchos asistentes debieran informarse sobre varios problemas globales a fin de obtener una entrada.

Cualquier persona que deseara boletos tenía que registrarse en globalcitizen.org, que luego solicitaba al usuario mirar videos o leer información sobre temas relacionados con la pobreza. Cada vez que consultaba uno de esos contenidos, el usuario ganaba puntos que a la postre le daban los boletos.

También era posible acumular unidades al compartir información alusiva al tema mediante Twitter o Facebook.

"Nuestra campaña en redes sociales ha sido algo nuevo", dijo Hugh Evans, director general y confundador del Global Poverty Project. La estrategia ilustra un nuevo modelo para aprovechar las herramientas digitales, el cual podría repetirse para otros sucesos con mensajes políticos o sociales.