Los precios de las acciones en Wall Street lograron ganancias destacadas durante el tercer trimestre, pero cerraron el periodo con cierta turbulencia.

El mercado cerró a la baja en cinco de los últimos seis días, incluido el viernes, última sesión del trimestre. Sin embargo, los principales indicadores avanzaron al menos 4% o más durante los últimos tres meses y han avanzado 10% o más en el año.

Los incrementos fueron posibles pese a la ansiedad sobre el euro, Irán y la política estadounidense.

En realidad, esas preocupaciones constituyeron precisamente los motivos por los que subieron los precios, dijo Uri Landesman, quien opera el fondo Platinum Partners. Landesman destacó que los inversionistas en todo el mundo consideran que las acciones estadounidenses lucen bastante bien, en comparación con algunas de las alternativas.

"La gente está asustada, y 2008 no está tan lejos. Además, Europa sigue siendo un problema", señaló. Esos factores "están haciendo que el mercado suba, de cara a algunos datos económicos verdaderamente cuestionables y a una conducta igual de cuestionable por parte de la Fed".

Los inversionistas recibieron el viernes más de esa información contradictoria. El Departemento de Comercio informó que el gasto del consumidor se incrementó en medio punto porcentual el mes pasado, en comparación con julio. Ello constituyó un gran salto, pero fue fomentado por los precios más altos de la gasolina y no por un mayor consumo de ropa, electrónicos o bienes en general. El gasto del consumidor genera casi 70% de la actividad económica en Estados Unidos.

Las noticias abatieron el precio de las acciones. El promedio industrial Dow Jones bajó 48,84 puntos, para cerrar en 13.437,13. El Standard & Poor's de 500 acciones descendió 6,48 unidades, a 1.440,67. El índice compuesto Nasdaq decreció 20,37 enteros, a 3.116,23.

Las pérdidas fueron más pronunciadas en la mañana, antes de que los títulos se recuperaran un tanto alrededor del mediodía.

En Europa, las acciones bajaron. El índice CAC 40 de Francia decreció 2,5%; el FTSE 100 en Gran Bretaña decreció 0,6%, y el DAX alemán bajó 1%.

Los precios de las acciones cerraron al alza en Asia, ante las continuas especulaciones de que el banco central de China intervendrá pronto para ayudar a la segunda mayor economía del mundo.

En lo que va del año, el Dow ha avanzado 10%, el S&P 500 ha subido casi 15% y el Nasdaq ha saltado 20%.

En otros movimientos destacados de la jornada:

— Bank of America Corp descendió 14 centavos, el 1,6%, para cerrar en 8,83 dólares, luego de que accedió a pagar 2.430 millones de dólares para llegar a un arreglo en una demanda colectiva relacionada con la adquisición de Merrill Lynch. La empresa tuvo el mejor desempeño entre los 30 títulos del Dow durante septiembre, al saltar 10,5%.

— Research In Montion Ltd, fabricante del BlackBerry, saltó 36 centavos o 5%, a 7,50 dólares, después de reportar una pérdida trimestral menor a la esperada el jueves por la noche.

— La fabricante de artículos deportivos Nike perdió 1,09 dólar, el 1,1%, para quedar en 94,91 dólares, luego de reportar que sus ganancias netas en el primer trimestre cayeron 12% porque las mayores ventas fueron eclipsadas por un incremento en los gastos en publicidad.

— McDonald's Corp decreció 1,52 dólar o 1,6%, a 91,75 dólares, después de que Janney Capital Markets redujo su previsión sobre el precio y la calificación de los títulos, al señalar que las ventas permanecerían presionadas en las tiendas que llevan al menos 13 meses abiertas, lo que constituye una medición clave de los ingresos minoristas.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años cayó a 1,629%.

El crudo de referencia West Texas Intermediate subió 34 centavos, a 92,19 dólares por barril en Nueva York. En Londres, el crudo Brent del Mar del Norte ascendió 38 centavos, a 112,39 dólares por barril.