Las autoridades reales dijeron que no presentarán quejas ante los reguladores de la prensa británica por las fotografías del príncipe Enrique de fiesta en Las Vegas publicadas por un tabloide británico.

El diario The Sun publicó las imágenes el mes pasado luego que aparecieron en internet y fueron reproducidas por medios y sitios de todo el mundo.

La oficina del príncipe en el palacio de San Jaime dijo el viernes que decidió no presentar una denuncia ante la Comisión de Quejas de Prensa.

El palacio dijo que una denuncia sería una distracción a la misión de Enrique en Afganistán, donde trabaja como piloto de helicóptero, y que no sería prudente "seguir con el asunto".

La decisión contrasta con la demanda y denuncia penal presentada por el palacio en Francia contra una revista que publicó imágenes de la esposa del príncipe Guillermo con el torso desnudo.