CINCINNATI - El piloto de los Reds Dusty Baker sufrió una pequeña apoplejía además de palpitaciones irregulares y necesitará otra semana de reposo antes de reincorporarse con el club para el cierre de la campaña regular y afrontar la postemporada.

Baker, de 63 años, informó su condición de salud a los jugadores de Cincinnati antes del inicio de una serie contra los Brewers de Milwaukee.

El piloto interino Chris Speier y los jugadores dijeron que Baker estaba muy animado y visiblemente más delgado.

"Ha perdido bastante peso por eliminación de agua", señaló Speier. "Estaba muy ansioso (de regresar). Fue grandioso verlo. Otra vez se ve muy, pero muy bien. Todos estamos muy deseosos de tenerlo de regreso en el puesto", agregó.

Speier dirigirá la serie de tres partidos contra los Brewers y la de tres partidos en Pittsburgh el fin de semana. Baker podría regresar para los últimos tres encuentros en St Louis que comenzarán el lunes, y a los que seguirá la postemporada.

Los Reds conquistaron el sábado el título de la división Central de la Liga Nacional por segunda vez en los últimos tres años mientras Baker estaba hospitalizado.