Con la campaña por la reelección detrás de cada una de sus palabras, el presidente Barack Obama se apresta el martes a desafiar al mundo a enfrentar las causas profundas de las protestas en el mundo musulmán, al subrayar que se trata de una elección definitiva "entre las fuerzas que nos llevan a dividirnos y las esperanzas que tenemos en común".

Obama toma la palabra el martes ante la Asamblea General de Naciones Unidas para declarar que Estados Unidos no va a echarse para atrás de su papel en los países con problemas o en transición, a pesar de la muerte reciente de cuatro estadounidenses en Libia, entre ellos el embajador Chris Stevens, y de más de 50 personas en todo el mundo por la violencia relacionada, al menos en parte, con una película antimusulmana.

El presidente también buscará mostrar el empeño de su gobierno en evitar que Irán desarrolle un arma nuclear, un tema que ha minado las relaciones entre la Casa Blanca y varias figuras en Israel.

En un discurso que será su último frente a una audiencia internacional antes de las elecciones de noviembre, Obama defenderá los valores democráticos en un escenario abierto sólo a presidentes, no a aspirantes presidenciales. Tratará de aprovechar el foro para impulsar su posición política, sin mencionar nunca a su oponente republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney.

Ante la percepción de que la campaña presidencial pesará fuertemente en el discurso de Obama ante la ONU, Romney fustigó la víspera la forma en la que el gobierno se ha conducido en el exterior durante los últimos cuatro años. Ahora Obama tiene la oportunidad de mostrar su punto de vista sobre el mundo en sus propios términos.

La Casa Blanca adelantó extractos del discurso que pronunciará Obama antes del mediodía.

"Hoy debemos afirmar que nuestro futuro se definirá por gente como Chris Stevens y no por sus asesinos", sostuvo Obama en referencia al embajador de Estados Unidos, asesinado durante un ataque al consulado norteamericano en Bengasi, Libia, que la Casa Blanca calificó de ataque terrorista. "Hoy en día debemos declarar que la violencia y la intolerancia no tienen lugar entre nuestras Naciones Unidas", agregó el mandatario.

En cuanto al temor de que Teherán esté desarrollando un programa nuclear con fines bélicos, Obama dirá en su discurso: "No se equivoquen: un Irán con armas nucleares no es un desafío que se pueda contener".

"Por eso, una coalición de países está llevando al gobierno iraní a que rinda cuentas y es por eso que Estados Unidos hará lo que tenga que hacer para impedir que Irán consiga un arma nuclear", agregó

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino