El presidente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, señaló hoy que echa en falta el "sentido de la urgencia" para solucionar la crisis de la moneda única europea, al tiempo que insistió en que hay que "seguir con las reformas económicas".

"Veo una tendencia a perder el sentido de la urgencia en el corto y en el largo plazo, y eso no debe de pasar", señaló Van Rompuy al referirse a las soluciones de la crisis del euro en un vídeo institucional que colocó en su cuenta de la red social Twitter.

Van Rompuy consideró que "Europa está saliendo de la crisis, pero todavía nos queda trabajo por hacer. Ya se están viendo los resultados de nuestros esfuerzos".

Asimismo aseguró que "la Unión Europea (UE) está ahora mejor preparada en su conjunto para protegernos de crisis financieras", pero recordó que en territorio comunitario hay aún "25 millones de personas que buscan trabajo".

"Hasta que no veamos que el euro está estabilizado, no cejaremos", aseguró el presidente del Consejo Europeo, que subrayó que "hay que seguir adelante con las reformas de las economías, hacerlas más competitivas y crear más puestos de trabajo".

Subrayó que esas reformas "son la mejor manera de asegurar el crecimiento y el empleo para el futuro".

Van Rompuy se refirió también a que todos los líderes de la UE tienen que trabajar de forma conjunta sobre las cuestiones más difíciles, al tiempo que indicó que la crisis ha puesto de manifiesto "la ausencia de algunas estructuras" para consolidar el euro.

Calificó de "crucial" la cumbre que celebrarán en Bruselas los jefes de Estado y de Gobierno de la UE los próximos 18 y 19 de octubre.

El presidente del Consejo aseguró en su vídeo institucional que juntos buscarán las "maneras concretas" de reforzar la gobernanza económica de la eurozona, "algo que se debería de haber hecho hace tiempo".

Reconoció también que "hay muchas diferencias", pero que él "intentará acercar posiciones. Lo haremos no sólo por el bien de algunos presupuestos, del euro o de los empleos, sino también por nuestro futuro común".