Un tribunal egipcio condenó hoy a la pena de muerte a catorce islamistas y a cadena perpetua a otros cuatro tras hallarlos culpables de distintos ataques perpetrados el año pasado en la península del Sinaí que causaron varios muertos.

Una fuente judicial dijo a Efe que una corte penal de la ciudad de Ismailiya, en el noreste de Egipto, absolvió a otros seis acusados pertenecientes a varios grupos islamistas.

La sentencia es apelable, agregó que la fuente sin dar más detalles.

La versión digital del diario independiente Al Masry al Youm aseguró que los condenados son militantes de la organización radical "Tauhid ual Yihad" (Monoteísmo y Guerra santa).

El periódico subraya que están implicados en un ataque en julio de 2011 contra una comisaría de policía y una sucursal del Banco de Alejandría en Al Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí, en el que murieron seis personas.

La condena se emite en medio de una amplia operación de seguridad, lanzada en el Sinaí y bautizada como "Águila", para buscar y capturar a extremistas, tras el atentado del 5 de agosto contra un puesto fronterizo cerca de la franja palestina de Gaza, en el que perdieron la vida dieciséis policías y soldados egipcios.

El pasado día 21, desde la península egipcia, hombres armados lanzaron un ataque contra una patrulla del Ejército de Israel, en el que murió un soldado de ese país muerto y otro resultó herido.

En el tiroteo desencadenado posteriormente perdieron la vida tres de los atacantes, cuyos cuerpos han sido ya entregados a las autoridades egipcias.

El ataque fue reivindicado ayer por un grupo desconocido hasta ahora, "Ansar Beit al Maqdis" (Seguidores de la Casa de Jerusalén), en respuesta al vídeo del profeta Mahoma, que ha desatado una ola de protestas en las últimas semanas en muchos países musulmanes.