La apertura de una cafetería de la cadena estadounidense Starbucks en las inmediaciones del templo de Lingyin, en Hangzhou (provincia oriental de Zhejiang), ha reavivado la polémica en internet que en 2007 llevó al cierre de otra cafetería de la firma en la Ciudad Prohibida de Pekín.

Según recoge hoy el diario "Shanghai Daily", la apertura, este fin de semana, de una cafetería en las inmediaciones del templo, ubicado en la ladera de una montaña a las afueras de Hangzhou, una de las ciudades más turísticas del país, a 170 kilómetros de Shanghái, ha sido criticada como una "invasión cultural".

Mientras muchos internautas expresaron en las últimas horas su rechazo a la apertura de la cafetería, que en su opinión echa a perder la serenidad que debería rodear a un templo budista, otros no la ven con malos ojos, ya que de hecho está en una calle comercial que en los últimos meses se ha llenado de tiendas y restaurantes.

En 2007 la cadena estadounidense acabó cerrando la cafetería que tenía en el interior de la Ciudad Prohibida de Pekín, que llevaba siete años abierta, después de que el presentador de la televisión estatal CCTV ,Rui Chenggang, propusiera en su bitácora de internet su cierre, para lo que logró el apoyo de medio millón de internautas.