La nave estadounidense USS Anzio, que participa junto con fuerzas navales internacionales en el adiestramiento conjunto Unitas, ha lanzado en aguas del Caribe un misil tipo crucero, el primero lanzado por este barco en los últimos nueve años, informó hoy el Comando Sur de Estados Unidos.

El lanzamiento del misil aire-aire fue acompañado de fuego de artillería durante el ejercicio naval de Unitas que se lleva a cabo en el oeste del Caribe y otras zonas hasta el próximo viernes y que simula la respuesta ante una crisis entre dos naciones.

"Fue un desafío coordinar esta intrincada operación con tantos barcos diferentes", señaló hoy en un comunicado el teniente del USS Anzio, Julio Nilsson, quien tiene la responsabilidad de que "todos estén en la misma página para poder realizar esto tan rápido y seguro como sea posible".

Durante las pruebas, el tipo de misil lanzado fue un SM-2/RIM-66 y fue utilizado para abrir fuego contra un "objetivo aéreo no tripulado". El misil alcanzó el avión no tripulado y lo destruyó.

"La importancia de los años de entrenamiento y configuración de planes se materializa en momentos como este", agregó el capitán Jonathan Griffin, responsable del sistema de combate del USS Anzio.

Los ejercicios multinacionales Unitas se practican anualmente desde hace 50 años y se han convertido en los "mayores ejercicios marítimos en curso en la región".

En esta ocasión, un total de trece barcos procedentes de Brasil, Canadá, Colombia, República Dominicana, México, Estados Unidos y Reino Unido, así como observadores de Francia, Jamaica, Panamá y Perú, participan en este adiestramiento conjunto.

La función de Unitas es diseñar el "entrenamiento para cada fuerza naval en diferentes escenarios marítimos" posibles, así como potenciar y "desarrollar al máximo la oportunidad de mejorar la operatividad conjunta".

Igualmente, el ejercicio naval anual "promueve la cordialidad, la mutua cooperación y la comprensión entre los navíos participantes", según el Comando Sur de Estados Unidos.