La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y el Ejecutivo tecnócrata italiano analizarán hoy en Roma las reformas ya implementadas y las necesarias en un futuro para favorecer el empleo, la competitividad y el crecimiento de su economía.

Dicho análisis se efectuará en la Conferencia Internacional sobre Reformas Estructurales en Italia, en la que participarán el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, y el primer ministro italiano, Mario Monti, así como en posteriores reuniones entre ambos.

Según un comunicado del organismo, Gurria presentará el informe "Italia: Reanimar crecimiento y productividad", en el que utilizando las experiencias de los países miembros de la OCDE presenta una actualización de las áreas claves para el futuro de Italia.

En este informe también se presentará un análisis de las posibles reformas que realizar para relanzar la productividad, el crecimiento económico, el empleo y la competitividad.

El secretario general de la OCDE y el primer ministro italiano serán los encargados de abrir la conferencia con una intervención prevista en torno a las 09.30 hora local (07.30 GMT), toda vez que Gurría expondrá también las conclusiones del encuentro junto al titular de Economía de Italia, Vittorio Grilli, ya hacia las 17.30 hora local (15.30 GMT).

Asimismo, Gurría mantendrá al margen del congreso reuniones con Monti, Grilli y el jefe de Estado italiano, Giorgio Napolitano.

Desde su nombramiento el pasado noviembre, el Gobierno de Monti ha llevado a cabo un plan de ajuste presupuestario por valor de 30.000 millones de euros, así como un recorte del gasto público de unos 26.000 millones de euros entre 2012 y 2014.

Con esta última medida, aprobada en julio, el Ejecutivo ha aplazado al año que viene la subida en dos puntos del IVA de sus tipos reducido y general, ahora en el 10 % y 21 %, respectivamente.

Actualmente, se están estudiando las medidas para impulsar el crecimiento económico.

Este encuentro con la OCDE llega después de que el pasado jueves el Ejecutivo italiano anunciara una revisión a la baja de sus previsiones de crecimiento económico en 2012 y 2013, con respecto a los datos divulgados en abril.

Según las nuevas estimaciones del Gobierno, el Producto Interior Bruto (PIB) italiano se contraerá un 2,4 % en 2012, frente a la caída de un 1,2 % que había calculado, al tiempo que eleva en nueve décimas, hasta el 2,6 % del PIB, su previsión de déficit público para 2012.