Un tribunal de El Cairo decidió hoy poner en libertad al islamista Mustafa Hamza, uno de los líderes del grupo radical "Gamaa Islamiya", condenado a muerte por intentar asesinar al expresidente Hosni Mubarak en 1995.

La agencia de noticias estatal egipcia, Mena, precisó que la corte penal de Guiza decidió indultar a Hamza, condenado en rebeldía anteriormente por un tribunal militar por pertenencia a una organización ilegal y planificar un intento de asesinato de Mubarak en Adis Abeba.

Hamza llevaba detenido en Egipto desde 2005, pero la condena a muerte nunca llegó a cumplirse, por lo que ha vuelto a ser juzgado ante una instancia civil, tal y como se ha hecho tras la revolución que derrocó a Mubarak con otros procesados ante cortes militares durante su régimen.

Hamza fue arrestado por primera vez por la Policía egipcia en 1981, tras el asesinato del predecesor de Mubarak, Anuar Sadat, en octubre de 1981 y sentenciado a tres años de cárcel por su relación con el mismo.

Cumplida esa condena, se cree que emigró a Afganistán, donde se unió al islamista radical egipcio y actual líder de Al Qaeda, Ayman al Zauahiri, que fue uno de los guías de la "Gamaa Islamiya" en Egipto.

A partir de 1992, los tribunales egipcios condenaron a muerte en tres ocasiones a Hamza por su supuesta participación en atentados en Afganistán y Sudán, y el referido intento fallido de asesinato de Mubarak durante una visita a Etiopía.