La Comisión Europea (CE) afirmó hoy que "no ve razones" para una posible revisión al alza del objetivo de déficit de Francia para 2013, y recalcó el compromiso expresado por el Gobierno galo para cumplir dicha meta.

El Ejecutivo comunitario reaccionó así a las declaraciones de algunos políticos franceses, entre ellos la del presidente de la Asamblea Nacional, Claude Bartolone, que señalaron que Francia tendría difícil cumplir el objetivo debido al empeoramiento de sus perspectivas de crecimiento.

La Comisión "no ve razones para cambiar el enfoque actual sobre política presupuestaria en el caso de Francia", dijo el portavoz comunitario Olivier Bailly al ser preguntado sobre el asunto en rueda de prensa.

Las autoridades francesas "han asegurado de forma pública y también bilateral" su compromiso para cumplir el objetivo de reducir el déficit público al 3 % para 2013, dijo Bailly.

El portavoz rechazó la comparación del caso de Francia con el de España, país que recibió el visto bueno de Bruselas para revisar su objetivo de déficit.

"Analizamos las medidas país por país y proponemos decisiones según lo que consideramos mejor en cada caso, por eso consideramos vano comparar a Francia con España o a España con Grecia", señaló.

Asimismo, precisó que "no hay ninguna lista concreta de los factores que nos hacen tomar las decisiones apropiadas para cada país", aunque sí señaló que la CE tiene en cuenta puntos como el déficit y la deuda públicos, la inflación, las reformas estructurales aplicadas o el crecimiento económico.

El portavoz no quiso pronunciarse sobre una eventual bajada de las perspectivas de crecimiento de Francia, y añadió que la CE publicará sus próximas proyecciones económicas el día 7 de noviembre.