El museo Van Gogh de Amsterdam cerró hoy sus puertas para realizar una reforma de sus instalaciones técnicas que se prolongará hasta finales de abril de 2013, aunque las obras más conocidas del famoso pintor holandés se podrán contemplar en el Hermitage de la ciudad holandesa.

"Se trata de una renovación pequeña de carácter técnico centrada en cumplir con la normativa de seguridad del edificio, que exige la retirada de toda la colección porque también se renovará la instalación climática que mantiene los cuadros a la temperatura adecuada", explicó hoy a Efe la portavoz del museo, Ingrid Looijmans.

Los amantes de la obra del pintor Vincent van Gogh (1853-1890), podrán contemplar sus cuadros más conocidos en otra pinacoteca de Ámsterdam, el Hermitage (una sucursal del famoso Hermitage de San Petersburgo), a donde se trasladará temporalmente con una selección de las obras más destacadas del autor de "Los Girasoles".

"Hemos seleccionado un total de 75 obras, entre ellas los cuadros más conocidos de Van Gogh, los más queridos por el público, junto con algunos trabajos en papel y cartas", explicó Looijmans.

"No es tanto que organicemos una exposición en el "Hermitage", sino que nos mudamos temporalmente a una de sus alas para que el público pueda seguir disfrutando de la obra de Van Gogh", señaló la misma fuente.

La portavoz calificó el traslado temporal del Van Gogh de "oportunidad única para los amantes del arte", porque las obras del conocido artista holandés "se mostrarán al mismo tiempo que una exposición en el Hermitage dedicada a los impresionistas".

La organización del museo ha decidido exponer la selección que se verá en el Hermitage de Amsterdam de acuerdo a los temas que motivaban más a Van Gogh.

"A veces profundizaba en los aspectos técnicos de su oficio, por ejemplo para jugar con los efectos del color y otras veces se obsesionaba con objetos como motivos florales o retratos de la naturaleza", explicó la pinacoteca en un comunicado de prensa.

La restauración del museo Van Gogh sucede a la del Rijsksmuseum, que tras doce años de renovación abrirá el próximo abril y la del museo Stedelijk, que reabrió sus puertas el pasado fin de semana.

Las obras están gestionadas por la instancia responsable del mantenimiento de los edificios públicos, Rijksgebouwendienst, cuya portavoz, Caroline Acherbos, declinó especificar los costes totales de la reforma porque continúa abierto el proceso de presentación de ofertas para algunos de los trabajos.

"Mencionar ahora el presupuesto total podría tener consecuencias para el concurso público que todavía está en marcha", precisó Achterbos.

La reapertura oficial del museo Van Gogh está prevista para el primero de mayo de 2013.